• Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

    CARTAS A LA IGLESIA DE SARDIS

    Memoriza: “ Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.” Romanos 13:11 Lee: Apocalipsis 3:1 – 3 El mensaje a Sardis 3 Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto. 2 Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. 3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre…

  • Devocionales,  Puntos de Oración para Hoy,  Recursos Bíblicos

    PUNTOS DE ORACIÓN PARA HOY

    Devocional de los Cielos Abiertos, Martes 16 de Agosto de 2022: Cartas a la Iglesia de Sardis Gracias Padre por Tu promesa de que las puertas del infierno no prevalecerán en contra de Tu iglesia. Padre, si en alguna forma yo he sido destituido de Tu gloria, por favor ten misericordia de mi y perdóname, que Tu misericordia prevalezca sobre todo juicio de pecado en mi vida, en el nombre de Jesús. Padre, que todo espíritu de pereza, falta de disciplina, descuido, mundanería, y tibieza que ha entrado en mi vida y en Tu iglesia sea consumida por Tu fuego, en el nombre de Jesús. Padre, por favor, levántame de…

  • Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

    EL DIOS QUE NUNCA CAMBIA

    Memoriza: “Y como un vestido los envolverás, y serán mudados; Pero tú eres el mismo, Y tus años no acabarán.” Hebreos 1:12 Lee: Hebreos 1:8 – 12 8 Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino. 9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros. 10 Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos. 11 Ellos perecerán, mas tú permaneces; Y todos ellos se envejecerán como una vestidura, 12 Y como un vestido…