Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

ÉL VOLVERÁ

Memoriza: “Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles.” Lucas 12:37

Lee: Romanos 12:11 – 14

11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor; 12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración; 13 compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.

14 Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis.

BIBLIA EN UN AÑO: Proverbios 1 – 2

MENSAJE

Hace muchos años, cuando recién me convertí y empecé a servir al Señor seriamente, el mensaje de la segunda venida del Señor Jesucristo se predicaba a menudo. Era tan desenfrenado que teníamos que teníamos que suplicar a los estudiantes universitarios que continuaran sus estudios; después de todo, Jesús dijo “Estad ocupados hasta que vuelva” (Lucas 19:13). Los Cristianos de la etnia yoruba tienen un saludo común entre ellos que dice “Eku afojusona ipada Jesu Cristi” que significa “Bien hecho mientras miras hacia adelante a la venida de Jesucristo”. Hoy en día, sin embargo, hay muy pocos mensajes para recordar a la gente de la venida del Señor. Los sermones para complacer a la gente se han apoderado del púlpito. Difícilmente verás a muchos Cristianos viviendo expectantes la venida del Señor.

Una persona que se está preparando para la venida del Señor nunca maltratará a su esposa. Un esposa que sabe que el Señor volverá de repente, respetará a su marido. Un empleado que está esperando la venida del Señor no engañará a su empleador. Un predicador que se está preparando para la venida del Señor no esconderá la verdad al pueblo de Dios en su congregación. Todo hijo de Dios que es realmente serio en cuanto a su caminar con el Señor evitará cualquier cosa que pueda retenerle de ir con el Señor. Tanto como si nos gusta como si no, el Señor volverá. Si eres un ministro de Dios, tienes la responsabilidad de seguir advirtiendo al rebaño de Dios, que Él ha puesto a tu cuidado, que sigan vigilantes de la venida del Señor. Si tú como ministro, no estás preparándote, te será difícil preparar a tu rebaño.

Nunca ha habido un momento en el que el mensaje de la venida del Señor fuera más necesario. La palabra está en un caos preocupante, aún así millones de hijos de Dios están durmiendo. En cualquier caso, Jesucristo ya habló sobre lo que está sucediendo en el mundo hoy; que muchos dormirían (Mateo 13:25). Es mi oración que tú no duermas el sueño de la muerte en el nombre de Jesús.

En el último día, solo los fieles serán arrebatados. No importa lo profundo que duerma el mundo, Jesucristo volverá igualmente. Por lo tanto, es mejor que dejes de jugar y empieces a vivir en santidad. Yo ya he hecho mi trabajo que es decirte la verdad, Dios no me hará responsable por no decírtelo. Dónde acabarás después de ese día, ya solo depende de ti.

PUNTO DE ORACIÓN: Padre Celestial, por favor, ayúdame a no dormir el sueño de la muerte. Mantenme despierto para vigilar y orar hasta que Tú vuelvas.