Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

LA LLAVE AL PODER DIVINO

Memoriza: “Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.” Gálatas 5:25

Lee: Hechos 2: 1 – 4

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

BIBLIA EN UN AÑO: Romanos 15 – 16

MENSAJE

El poder de Dios no viene regalado. Recuerdo pedirle a Dios que me diera poder para obrar milagros y Él respondió, “Empieza donde Jesús empezó”. Estaba entusiasmado pensado que repetiría el primer milagro de Jesús, hasta que el Señor me dirigió al desenlace de Mateo 4:2 – donde Jesús empezó cuarenta días de ayuno y oración. Si quieres poder del Dios Altísimo, debes de estar preparado para conquistar la carne. Cuando estás gobernado por el Espíritu, y no la carne, entonces Dios puede confiarte Su poder. Si puedes volverte adicto al ayuno y a la oración, estudiando la Biblia y en santidad, entonces eres un candidato que Dios puede considerar para poseer Su poder divino. Cuando hablo de santidad y vivir por encima del pecado, como uno de los mayores secretos de poder, algunas personas piensan que estoy siendo legalista, pero cuando lees Hebreos 1:9, ves que debes de amar la justicia y odiar la iniquidad para que Dios te unja.

El Apóstol Pablo dijo en 1 Corintios 9:27 que él había sometido su cuerpo. Él dijo también que ayunaba a menudo (2 Corintios 11:27). ¿Cuál fue el resultado de todo esto? Hechos 19:11 – 12 dice que cuando los demonios veían sus pañuelos, huían; eso es poder. Cuando estoy ayunando y enfatizando en la santidad diaria, se lo que estoy haciendo. Estoy viendo resultados en mi vida, así que no pararé. Hace varios años, los Hombres de Negocios del Evangelio completo Internacional me invitaron a predicar sobre “La Nueva Unción”. Para cuando terminé de hablar, tuve que escabullirme hasta el coche porque todo el mundo quería tocarme. Había un hombre que me persiguió con un pañuelo en su mano. Afortunadamente, él pudo alcanzar el coche y frotó el pañuelo sobre el antes de que nos fuéramos. Cuando este hombre volvió a su casa, había una niña que estaba tan poseída por demonios que se necesitaron seis hombres para controlarla. Él llegó a la escena, tocó a la chica con el pañuelo y ella volvió a la normalidad.

Si quieres este tipo de poder, debes de estar dispuesto a pagar el precio. Debes de aprender a someter tu carne, y Dios te dará el poder para hacer grandes cosas por Él.

PUNTO CLAVE: Debes de empezar a priorizar las cosas espirituales sobre las físicas si quieres el poder de Dios en tu vida.