Devocionales,  Puntos de Oración para Hoy,  Recursos Bíblicos

PUNTOS DE ORACIÓN PARA HOY

Devocional de los Cielos Abiertos, Martes 28 de Diciembre de 2021: El Espíritu Santo III

Gracias Padre, por Tu promesa y el regalo del Espíritu Santo, en nuestro tiempo.

Padre, si en alguna forma yo he caído fuera de Tu gloria, por favor, ten misericordia de mi y perdóname, que Tu misericordia prevalezca sobre todo juicio de pecado en mi vida, en el nombre de Jesús.

Padre, por favor, santifícame y límpiame de toda injusticia, y lléname hasta rebosar con Tu Espíritu Santo.

Padre, por favor, hazme un portador permanente de Tu presencia y poder, a través del don del Espíritu Santo, en el nombre de Jesús.

Padre, dame la gracia para controlar mi temperamento y mis emociones; ayúdame a ser capaz de controlar y contener el fuego del Espíritu Santo, en el nombre de Jesús.

padre, no permitas que yo me familiarice demasiado con Tus siervos ungidos, para no menospreciarles, en el nombre de Jesús.

Padre, que mi vida esté demasiado caliente para mis enemigos, en el nombre de Jesús.

Padre, hazme brasas de fuego, en las manos de mis enemigos, en el nombre de Jesús.

Padre, por favor, quebrántame, renuévame, lléname, y úsame por el poder de Tu Espíritu Santo, en el nombre de Jesús.

Padre, bendice a Tu hijo el Pastor Enoc A Adeboye, y pefecciona todo en su vida, su familia y su ministerio, en el nombre de Jesús.

Padre, a todo aquel que dedica su tiempo a orar con estas oraciones y declaraciones, dale la gracia para compartirlas también, en el nombre de Jesús.

Padre, que toda dificultad, obstáculo o impedimento para que estos puntos de oración lleguen a Tus hijos a tiempo, y diariamente, sea quitado en el nombre de Jesús.

Di ahora tus peticiones personales (Filipenses 4:6).

En el nombre de Jesús, oramos (Juan 14:13 – 14, 15:16).Gracias Padre por contestar a nuestras oraciones, y Señor, que Tú continúes contestando, en el nombre de Jesús. (1 Tesalonicenses 5:18)

En fe, dale gracias a Dios por haber contestado a tus oraciones. Tus testimonios son innegables, en el poderoso nombre de Jesús.

Hasta mañana