Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales

BENDICIONES DIVINAS IRREVERSIBLES

DEVOCIONAL DE LOS CIELOS ABIERTOS

Memoriza:de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.” Génesis 22:17

Lee: Génesis 22:15 – 18

15 Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo,

16 y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo;

17 de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.

18 En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

BIBLIA EN UN AÑO: Josué 4 – 6

MENSAJE

Solo las bendiciones que vienen de Dios son irreversibles. Esto es porque las bendiciones divinas normalmente vienen con condiciones como vemos en nuestra lectura Bíblica de hoy. Cuando tu cumples esas condiciones, el Señor entonces se mostrará poderosamente en tu vida y nadie será capaz de revertir tus bendiciones excepto Dios mismo. Dios puede revertir tus bendiciones si no cumples los términos del pacto. Por ejemplo, Dios revierte Su promesa a Elí porque él y sus hijos no han vivido según los términos del pacto que les hizo sacerdotes. (1 Samuel 2:30).

Si Dios decide bendecirte y tu te vuelves infiel. Él puede cambiar esa bendición por una maldición. Él es un Dios celoso. Él dice en Éxodo 20:5. 6;

"...porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos"

La fidelidad de Dios a la promesa que Él hizo a Abrahan se ve en Génesis 26 y 35 respectivamente. Él confirmó que Su pacto con Abrahan, Isaac y Jacob es eterna. Dios no es inestable, por lo tanto, cualquier cosa que Él diga, Él lo hará. Sin embargo, antes de que puedas disfrutar de estas bendiciones irreversibles, hay ciertas condiciones que debes cumplir. Primeramente, debes de un amor poco común por tu Creador. Después debes de comprometerte a vivir una vida de santidad, adoración y dádiva en sacrificio. Todos estos atributos se encuentran en Jesucristo y también se impregnarán en la vida de aquel que le acepta como su Señor y Salvador. Colosenses 1:19 – 21 dice;

"por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz. Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado"

Acepta a Jesús hoy, si no lo has hecho aún. Si ya lo has hecho, contúa viviendo por Su llamado, como vemos en Mateo 11:28 – 30 para que todo te vaya bien.

PUNTO DE ORACIÓN: Padre, por favor no reviertes ninguna de  las promesas que Tu has hecho en cuanto a mi, y no permitas que Tu Espíritu Santo se aparte de mi, en el poderoso nombre de Je´sus.