Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

LA CLAVE PARA SER INFLUYENTE

Memoriza: Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.” Mateo 5:5

Lee:Filipenses 2:5 – 11

Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

BIBLIA EN UN AÑO: Romanos 11 – 14

MENSAJE

Cuando Jesús murió y resucitó, Dios le dio tal influencia que al mencionar Su nombre, toda rodilla se dobla y toda lengua confiesa que Él es el Señor (Filipenses 2:10 – 11). Cuando lees Filipenses 2:5 – 8 y ves cómo Jesucristo se humilló, incluso hasta el punto de morir en la cruz, una de las cosas que ves claramente ahí es mansedumbre – esto es, tener el poder y aún así hacerte débil por el bien de otros y el cumplimiento de la voluntad de Dios. Esto es lo que llevó a Dios a exaltarle tan alto y a darle una influencia tan grande. Mateo 5:5 dice: “Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad” Son los mansos los que heredarán la tierra; ellos son los que reinarán y tendrán influencia en la tierra.

Cuando lees la historia de Eliseo detenidamente, ves que el era un granjero exitoso que por voluntad propia se convirtió en siervo del Profeta (1 Reyes 19:19 – 21). Porque él estaba dispuesto a rebajarse para el cumplimiento de la agenda de Dios, Dios le dio mucha influencia, tanta que incluso el rey de la tierra le llamaba “Padre” (2 Reyes 13:14).

Le dije a mis hijos hace unos años cuando ellos me pidieron que hablara sobre Las Penas y las Ganancias del Cambio, que una de las ganancias es influencia. Cuando me uní a la Ilgesia Cristiana Redimida de Dios, Dios me dijo que me sometiera al Superintendente General que era una hombre que ni siquiera tenía educación, y yo lo hize gustosamente. Cuando mi Padre en el Señor murió y yo iba a empezar el ministerio a tiempo completo, no fue asunto de broma. Había conocido la peor clase de pobreza y había conseguido tener un doctorado. Quizás no había sido rico, pero por lo menos tenía suficiente dinero para cuidar de mi familia y pagar mis facturas. Ahora Dios me estaba llamando al ministerio completo para liderar la Iglesia con un sueldo pequeño. Pase por penurias y hoy en día, por lo menos aunque sea solo en Nigeria, puede presentarte a muchas personas influyentes; sobre todo, puedo presentarte al Rey de reyes.

La influencia viene con la mansedumbre. Si puedes someterte verdaderamente a la autoridad y dejar a un lado todos tus logros, entonces Dios te dará la autoridad y la influencia.

PUNTO CLAVE: La influencia viene con la mansedumbre.