Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

SÉ PERFECTO

Memoriza: “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.” Mateo 5:48

Lee: 1 Pedro 1:13 – 16

Llamamiento a una vida santa

13 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; 14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; 15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.

BIBLIA EN UN AÑO: Hechos 12 – 13

MENSAJE

Jesucristo nos dice claramente en el versísculo a memorizar de hoy que debemos ser perfectos así como nuestro Padre en el cielo. Desafortunadamente, algunas personas han creido la mentira dl diablo, de que un ser humano no puede ser perfecto. ESto es una mentira porque Jesucristo nunca te hubiera pedido algo que no puedes cumplir.

Es doloroso decirlo, pero no todo Pastor General, Obispo o evangelista va a ir al cielo, que es la razón por la cual tu estándar de perfección debe de ser Cristo, no el hombre (Mateo 7:22 – 23). Las cosas que haces deben de estar en línea con la palabra de Dios solamente. Si alguien dice algo que no está en línea con la palabra de Dios, sin importar quien sea, rechaza esa palabra. Esto implica que tienes que conocer a Dios por ti mismo y no a través de otra persona. El Apóstol Pablo dijo, “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.” (1 Corintios 11:1). En otras palabras, Pablo estaba diciendo que en el momento en el que te des cuenta de que no estoy siguiendo a Cristo, deja de seguirme. La única forma de saber si tu líder espiritual aún sigue a Cristo es conociendo a Cristo por ti mismo, y tienes tu Biblia para enserte todo lo que necesitas saber sobre Él.

La decisión de ser perfecto es un asunto personal. No es algo que haces de manera colectiva, es personal. Puedes ser parte de un grupo de amigos que se reúnen para estar en comunión con Dios y se responsabilizan los unos de los otros, pero ¿quien sabe lo que los otros están haciendo en secrto en medio de la noche? ¿quién está ahí en tus pensamientos para observarte cuando estás concibiendo las ideas equivocadas? Josué dijo, “Pero yo y mi casa”. El “yo” viene antes que “mi casa!. Él no dijo “Pero nosotros”. “Pero yo, yo aré la voluntad de Dios, no “pero nosotros”. Está escrito en Lucas 17:34 que dos personas estarán en una cama, una será arrebatada y la otra no. En otras palabras, un marido puede que sea arrebatado y su esposa no, o la esposa sea arrebatada y el marido no. Es una asunto personal. Toma tu decisión hoy, que Cristo sea tu estándar e ignora lo que otros están haciendo.

PUNTO CLAVE: Nuestro Padre en el cielo es perfecto y nosotros somos Sus hijos verdaderos, entonces nosotros debemos de ser perfectos también.