Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

EL CONOCIMIENTO TE HACE GRANDE

Memoriza: “Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo.” 1 Corintios 8:2

Lee: Juan 9:32 – 41

32 Desde el principio no se ha oído decir que alguno abriese los ojos a uno que nació ciego. 33 Si este no viniera de Dios, nada podría hacer. 34 Respondieron y le dijeron: Tú naciste del todo en pecado, ¿y nos enseñas a nosotros? Y le expulsaron.

Ceguera espiritual

35 Oyó Jesús que le habían expulsado; y hallándole, le dijo: ¿Crees tú en el Hijo de Dios? 36 Respondió él y dijo: ¿Quién es, Señor, para que crea en él? 37 Le dijo Jesús: Pues le has visto, y el que habla contigo, él es. 38 Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró. 39 Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados. 40 Entonces algunos de los fariseos que estaban con él, al oír esto, le dijeron: ¿Acaso nosotros somos también ciegos? 41 Jesús les respondió: Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; mas ahora, porque decís: Vemos, vuestro pecado permanece.

BIBLIA EN UN AÑO: Hebreos 12:1 – 29; Ezequiel 16: 1 – 63

MENSAJE

Uno de los grandes problemas a los que se está enfrentando esta generación es el YTS (Yo también sé). Con el acceso a internet y las noticias disponibles en cualquier lugar, todo el mundo parece saber de todo. No me malinterpretes, el conocimiento es muy bueno; debes de buscar tener conocimiento pero tienes que tener cuidado para que eso no te haga volverte un orgulloso. Por ejemplo, cuando un balo se hincha hasta cierto nivel, se hace difícil hincharlo más porque ya está lleno de aire. Nunca llegues al punto donde sientes que sabes demasiado y por lo tanto, no necesitas escuchar a un profesor. He estado predicando unos cuarenta años, pero nunca he dejado de tomar mi libreta y mi bolígrafo, siempre listo para aprender de los sermones de otras personas, y tengo que decirte, que siempre hay algo nuevo que aprender.

Es el orgullo el que te hará desobedecer las instrucciones. Por ejemplo, si las instrucciones dicen que hay que contestar solo cuatro preguntas de un examen, pero tú porque te sientes que lo sabes todo, decides contestar a todas las preguntas, esto es orgullo. Las instrucciones son parte del examen y la desobediencia a ellas ha hecho que mucho estudiantes suspendan. Santiago 4:6 dije que Dios resiste al orgulloso. Adquiere todo el conocimiento que debas, pero nunca seas orgulloso.

LLAMADA A LA ACCIÓN: No importa todo lo que sepas, tienes que ser siempre humilde.