Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

ÉXITO COMPLETO

Memoriza: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.” Josué 1:8

Lee: Santiago 2:22 – 25

22 ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? 23 Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 24 Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. 25 Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino?

BIBLIA EN UN AÑO: Hebreos 10:1 – 39; Ezequiel 4 – 6

MENSAJE

Todo el mundo quiere tener éxito, pero desafortunadamente, pocos lo tienen al final. Muchos estudiantes no consiguen el éxito académicamente pero son exitosos en actividades extra escolares como los deportes. Algunos otros consiguen gran éxito solo académicamente pero dan problemas en casa. Tú puedes tener éxito completo y el secreto está en la palabra de Dios.

Para tener éxito debes de vivir estrictamente según lo que dice la Biblia. Esta es la razón por la que Dios le dijo a Josué que no permitiera que el Libro de la Ley se apartara de su boca. Es de sabios leer la Biblia y cumplir sus dictámenes. He aprendido mucho y sigo aprendiendo de la palabra de Dios. Fue a través de la palabra de Dios que aprendí como pagar mi diezmo, para poder tener más. También aprendí como propagar el ministerio a otras partes del mundo. Como estudiante, la palabra de Dios te enseñará cómo ser alguien que trabaja. duro, estudia mucho y huye de toda apariencia de maldad, se junta con buenos amigos, maneja su tiempo adecuadamente, obedece a sus padres y vive en santidad. Por lo tanto, lee, estudia, medita y vive según la palabra de Dios si realmente deseas tener éxito completo.

LLAMADA A LA ACCIÓN: Haz la promesa de vivir según la palabra de Dios de ahora en adelante, y pídele al Espíritu Santo que te ayude.