Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

HE AQUÍ, ÉL VIENE

Memoriza: “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra” Apocalipsis 22:12

Lee: Apocalipsis 22:6 – 12

La venida de Cristo está cerca

Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor, el Dios de los espíritus de los profetas, ha enviado su ángel, para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto.

¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.

Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas. Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.

10 Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca. 11 El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.

12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

BIBLIA EN UN AÑO: Lucas 4 – 6

MENSAJE

Hay muchísima gente durmiendo y haciendo compromisos donde quiera que van. Es casi imposible encontrar a gente que realmente están esperando la venida de Jesucristo. Debes de tener cuidado de no dejarnos llevar y perder nuestro hogar celestial, debemos arreglar nuestras lámparas y prepararnos, porque si Jesús dijo que él volverá, entonces Él ciertamente volverá. Todo el mundo debería de pensar seriamente en donde estará cuando el arrebatamiento suceda, o cuando el Señor diga que ha llegado el momento de dejar la tierra.

Recuerdo que durante una conferencia para los pastores pentecostales de Nigeria, hace un tiempo, un hombre que era mucho más joven que yo, vino a predicar. El joven predicó con vehemencia sobre el Reino de Dios, el infierno, y la segunda venida de Jesucristo. Él disertó la palabra de Dios sobre este asunto tanto que estábamos pegados a nuestras sillas. Puedes imaginar el absoluto silencio que había en ese sala ese día. Para cuando terminó con su sermón, estábamos todos serios. Como líder de la reunión, se suponía que yo tenía que cerrar la reunión, y al subirme al atril dije, “Jesús realmente viene pronto, pero cuando un hombre muere antes de que Jesús vuelva, su propio Jesús ha venido en ese momento”. Eso es todo lo que dije. Después de eso viajé y volví dos semanas después y me informaron de que ese joven hombre de Dios que había predicado ese sermón tan serio había muerto. Su Jesús había venido.

Mi amado, no debes de tomarte este asunto a la ligera, porque es un asunto de vida o muerte eterna. La elección que una persona hace aquí en la tierra determinará donde pasará la persona su eternidad, y puedo decirte que la eternidad es mucho tiempo. La Biblia dice en Hebreos 9:27:

"Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,"

Si no me crees, por lo menos cree en la Biblia. En el momento en el que una persona muere, se enfrente al juicio delante de Dios. Si la muerte es inevitable para todos nosotros, entonces debemos de tener cuidado de cómo vivimos nuestras vidas. He aquí, Jesús viene a por Su novia – los santos. Debes de estar preparado para encontrarte con tu Novio, para no quedarte atrás.

PUNTO DE ORACIÓN: Padre, cuando Tú vengas a por Tu pueblo, por favor, no permitas que yo me quede atrás, en el nombre de Jesús.