Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

CONVERSACIONES ESPIRITUALES

Memoriza: “¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” Santiago 4:4

Lee: 2 Corintios 6:14 – 18

Somos templo del Dios viviente

14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? 16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:

Habitaré y andaré entre ellos,

Y seré su Dios,

Y ellos serán mi pueblo.

17 Por lo cual,

Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,

Y no toquéis lo inmundo;

Y yo os recibiré,

18 Y seré para vosotros por Padre,

Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

BIBLIA EN UN AÑO: Marcos 16 – Lucas 1

MENSAJE

Es importante tener amigos que también son hijos de Dios – personas con las que puedes discutir de la Biblia y cosas de Dios. Puedes pasar dos horas discutiendo la Biblia con esas personas y parecerá como si hubierais estado juntos cinco minutos. Son amigos con los que discutes lo que Dios te está enseñando en las Escrituras. Esto es a lo que se refiere la Biblia con el hierro aguza al hierro, y los amigos aguzan sus rostros (Proverbios 27:17)

Necesitas que tu parte espiritual sea afilada de manera regular y estas conversaciones ayudan mucho en eso. En este tipo de conversaciones, no se te está predicando, sino que es una experiencia recíproca. A medida que tu amigo o amigos y tú vais estudiando la Biblia juntos, empiezas a ver más claramente algunas áreas hasta ahora borrosas de las escrituras, incluso entiendes mejor algunas de las cosas que están sucediendo en tu vida. En el proceso de hacer esto, tu parte espiritual y tu perspectiva son afiladas.

Estas conversaciones tienen una forma de impactarte que es diferente de la forma que un mensaje que es predicado desde el altar lo haría. Esta es uno de los grandes beneficios del sistema de Células de Hogar, solo un líder para coordinar las cosas, todo el mundo simplemente discute la palabra de Dios desde su propia perspectiva.

Si no tienes muchas personas con las que discutir de las Escrituras, necesitas o cambiar de amigos o hacer unos nuevos. Si ahora estás tan ocupado que no tienes tiempo para pasar con amigos, por lo menos ten este tipo de conversaciones con tu pareja. Incluso ahora, mi esposa y yo seguimos teniendo ese tipo de conversaciones. Recuerdo que no hace mucho tiempo, estábamos discutiendo sobre el gran poder que debía poseer la comida que Elías comió en 1 Reyes 19:5 – 8, que le dio fuerzas durante cuarenta días seguidos. Siempre es muy interesante cuando puedes encontrar a alguien que tiene más conocimiento de las Escrituras que tu; seguramente acabarás esa conversación con las pilas totalmente cargadas.

REFLEXIÓN: ¿Qué discutes con tus amigos cuando estáis juntos? ¿Son cosas espirituales o simplemente cosas carnales?