Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

NO TEMAS II

Memoriza: “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.” 1 Juan 4:18

Lee: 1 Juan 4:17 – 19

17 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. 18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

BIBLIA EN UN AÑO: Mateo 15 – 17

MENSAJE

Una de las muchas cosas bonitas sobre el amor de Cristo es que hace desaparecer el miedo. cuando te encuentras con el amor de Dios y disfrutas de él, nada te dará miedo. Lo que el diablo hace con el miedo es que lo usa para atormentarte y robarle a la gente la experiencia del amor de Dios.

El miedo atormenta; te dice que no puedes hacer algo cuando el Dios Altísimo ha dicho que tu puedes hacer cualquier cosa a través de Cristo que te fortalece (Filipenses 4:13). Una persona que está intimidada por el miedo no puede expresar el gran potencial y las habilidad que Dios le ha dado. Esa apersona siempre estará menospreciándose a si misma, y esto le da al diablo el control sobre la persona. No te dejes llevar por el miedo para que el diablo no tome autoridad sobre ti. Como hijo de dios, toma autoridad sobre el miedo en el nombre de Jesús, y mantente firme. Debes de apartar de ti el espíritu del miedo, para que no te robe las preciosas promesas de Dios. La única forma de hacer esto con éxito es con el escudo de la fe.

"Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno." - Efesios 6:16

Puesto que la fe viene del oir y escuchar la palabra de Dios (Romanos 10:17), entonces el escudo de la fe es tan fuerte como la cantidad de la palabra de Dios que albergues en tu corazón. Así como el diablo envía esos dardos feroces de miedo, tu los tienes que bloquear con la palabra de Dios que conoces relacionada con el problema. Ahora bien, si tu no eres un hijo de Dios, no importa lo mucho que cites la Biblia, el miedo seguirá venciéndote. Proverbios 28:1 dice;

"Huye el impío sin que nadie lo persiga; Mas el justo está confiado como un león."

Los justos son valientes porque el Dios Todopoderoso es el Pastor, así que ellos no tienen nada que temer. Tu Pastor te protegerá, proveerá y guiará. Sin embargo, si eres malvado, tienes toda la razón para tener miedo, porque el diablo atormentará a aquellos que le pertenecen, con el espíritu del miedo. Te conviene entregar tu vida a Jesús, porque así tendrás control sobre el espíritu del miedo y vivirás para cumplir la voluntad de Dios en tu vida.

PUTNO DE ORACIÓN: Reprendo todo espíritu de miedo que esté a mi alrededor en el nombre de Jesús. Soy un hijo de Dios, así que no puedes controlarme.