Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

VE A POR EL ORO

Memoriza: “Pero Daniel mismo era superior a estos sátrapas y gobernadores, porque había en él un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo sobre todo el reino.” Daniel 6:3

Lee: Filipenses 3:12 – 14

12 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. 13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

BIBLIA EN UN AÑO: Colosenses 2:1 – 23; Isaías 43 – 44

MENSAJE

En las competiciones deportivas, siempre hay premios que ganar en diferentes categorías. Esta el bronce para el tercer puesto, la plata para el segundo puesto, y el oro para el primer puesto. Yo siempre voy a por el oro. Nada puede compararse al oro; incluso cuando es echado al fuego, brilla aún más, por lo tanto ¿por qué alguien no iría a por el oro?

Ir a por el oro significa esforzarse por la excelencia. Significa ser el mejor, cuando era más joven, antes de que Dios me arrestara, quería ser el Vicerrector más joven en Africa. Si hubiera seguido con mi sueño, lo hubiera conseguido. Por la gracia de Dios, siempre estoy esforzándome por la excelencia.

Dios es el Dios de ls excelencia porque todo lo que Él hizo en la creación es perfecto. Por lo tanto, como Su hijo, tienes una ventaja sobre los demás que no lo son, así que, debes de ser excelente en todo lo que hagas. Nunca seas mediocre. Cuando se te da una tarea, piensa en formas mejores de hacer. Lee sobre gente importante y aprende de ellos. Tienes todo lo necesario para ser el mejor.

PUNTO CLAVE: Ve a por el oro, nunca te conformes con menos.