Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

ÉL PUEDE DEFENDER AL INDEFENDIDO

Memoriza: “Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.” Salmos 91:2

Lee: Juan 10:7 – 14

Jesús, el buen pastor

Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. 10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. 11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. 12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. 13 Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas. 14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,

BIBLIA EN UN AÑO: Amós 5 – Abdias 1

MENSAJE

Es algo aterrador el sentirse indefenso en un mundo hostil. Cuando un hombre está enfermo, corre al doctor buscando defensas, ¿pero que haces si el doctor dice, “No hay nada que podamos hacer por ti”? Si una persona tiene problemas económicos, quizás acuda al banco con la esperanza de que le presten algo de dinero para salir del problema en el que está; pero ¿que hará si el banco dice que no le puede ayudar? Es algo terrible el sentirse olvidado por nuestros familiares y amigos, pero el peor tipo de desesperanza viene cuando el Pastor dice, “He orado todas las oraciones que sé y no hay nada más que pueda hacer por ti”. Gracias a Dios que en este momento, hay alguien llamado el “Defensor de los Indefensos”. Salmos 46:1 dice:

"Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones."

No importa lo grand que sea el problema, Dios está hay para defenderte. De vez en cuando, nos enfrentamos a oponentes que son demasiado grandes para que los manejemos nosotros solos. En esos momentos, cuando nos sentimos indefensos, Dios siempre está ahí para defendernos, si pertenecemos a Él. Durante uno de los Servicios del Espíritu santo, dios me dijo que le dijera a alguien en la congregación que nos se preocupara, porque él reiría el último. Aparentemente, había un joven en la congregación que acababa de recibir una carta de despido de su trabajo. Él vino directamente desde la oficina al programa con la carta, clamando a Dios para que le ayudara. Al lunes siguiente, todos los que se habían confabulado para despedirle fueron despedidos y él fue ascendido.

En JUan 10:11 Él es llamado el Buen Pastor.

Juan 10:12 dice:

" Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa."

El asalariado al que se refiere en el pasaje Bíblico de hoy es el diablo. Si te pones bajo su cuidado, cuando vengan los problemas a tu vida como los lobos, él te dejará solo. Una vez que aceptes a Jesús como tu Señor y Salvador, vendrás bajo la protección del Buen Pastor, y Él te defenderá siempre que un enemigo venga en tu contra.

REFLEXIÓN: ¿Estás tú bajo la protección de Cristo?