Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

¿A QUIÉN PERTENECES?

Memoriza: “En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.” 1 Juan 3:10

Lee: 1 Juan 3: 8 – 10

El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.

BIBLIA EN UN AÑO: Ezequiel 26 – 28

MENSAJE

Muchas personas se hacen llamar hijos de Dios, sin embargo, son solo aquellos que realmente siguen los pasos de Jesús, los que son genuinamente Sus hijos. 1 Juan 3:10 confirma que aquellos que hacen justicia son hijos de Dios, mientras que aquellos que hacen el mal pertenecen al diablo.

Cualquiera que no está viviendo en justicia, no es un hijo de Dios. Una persona que no está llevando el fruto de Dios llevará el de Satanás. ¿Cómo puedes continuar mintiendo y seguir pensando que eres un hijo de Dios? ¿Cómo puedes maquillar las cuentas en la oficina, con la excusa de que estás tomando prestado y que lo devolverás? El hecho, por supuesto, es robar porque estás tomando lo que no es tuyo sin permiso. La Biblia dice en Juan 8:44;

"Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira."

Amado, por favor tómate un tiempo para pensar en esto. Si estás viviendo una vida justa, no debes de preocuparte de llamarte a ti mismo hijo de Dios. En cualquier caso, Jesucristo dijo en Juan 10:27;

"Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,"

Puedes engañar a todo el mundo, pero cuando el juicio venga, no serás capaz de engañar a Dios porque Él conoce a los Suyos. Jesús dijo que Él echará fuera a todos los que le llaman Señor e incluso hacen milagros en Su nombre, pero siguen viviendo una vida de pecado (Mateo 7:21 – 23).

En ese día, serás enviado a aquel al que realmente perteneces, dependiendo de cómo te comportes, ya sea Cristo o el diablo.

En el lado de Cristo está el paraíso, y en el lado del diablo, está el lago de fuego y el tormento. Tú eliges ahora cual es el comportamiento que emularás.

REFLEXIÓN: ¿Tu carácter realmente se asemeja al de Jesucristo?