Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

NO TE DESVÍES DE TU PROPÓSITO

Memoriza: “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.” Proverbios 14:12

Lee: Proverbios 3:5 – 8

Fíate de Jehová de todo tu corazón,

Y no te apoyes en tu propia prudencia.

Reconócelo en todos tus caminos,

Y él enderezará tus veredas.

No seas sabio en tu propia opinión;

Teme a Jehová, y apártate del mal;

Porque será medicina a tu cuerpo,

Y refrigerio para tus huesos.

BIBLIA EN UN AÑO: Jeremías 37 – 40

MENSAJE

Muchas personas han perdido el propósito de Dios para sus vidas. Están viviendo por debajo de los estándares de Dios y las expectativas para sus vidas. Hay un método por el cual Dios opera, pero siempre y cuando sigan eligiendo hacer las cosas de una forma mundana, nunca conseguirán el propósito de Dios para sus vidas.

"Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová." - Isaías 55:8

Dios no piensa cómo piensan los hombres. De hecho, la Biblia dice que Su insensatez es más sabia que los hombres (1 Corintios 1:25). No puedes conseguir Su propósito intentando hacer las cosas con la sabiduría del mundo; acabarás perdiéndolo. No intentes copiar a otros, copia a Aquel que te llamó. Jesús consiguió Su propósito de venir a la tierra porque Él Dijo;

"... De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente." - Juan 5:19

Para los ministros del evangelio jóvenes, no intentes hacer cosas de la forma en la que has visto hacerlo a otros ministros; tu llamado no es el mismo que el de ellos. Cuando era más joven en el ministerio, habían personas cuyos sermones eran muy fascinantes. Aún con lo interesantes que eran sus sermones, seguí firme en la forma que Dios me había enseñado a predicar; por -su gracia, la vida de las personas fue transformada y la Iglesia creció. Para aquellos que estaban enseñando teología profunda, al final del sermón, cuando le preguntas a las personas lo que han aprendido, ellos solo decían, “Oh, el Pastor estaba lleno del fuego del espíritu hoy” no hubo ningún cambio real en la vida de esas personas. No sigas a la multitud. Hebreos 12:2 dice, “puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe…”

Vi a algunos ministros en la música; ellos empiezan muy bien, cantando grandes canciones espirituales que atraen el Espíritu de Dios, pero entonces, cambian a aquellas canciones que moverán a la multitud y si te das cuenta, sus ministerios empiezan a decaer desde ese punto. Se sabio, si quieres tener un impacto duradero y finalmente cumplir tu destino, haz algo en la manera de Dios y no de la forma en la que lo hace el mundo.

PUNTO DE ORACIÓN: Padre, dame la gracia para nunca seguir la sabiduría del mundo, sino Tus caminos siempre, en el nombre de Jesús.