Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

CARTAS A LA IGLESIA DE PÉRGAMO

Memoriza: “No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?” 1 Corintios 5:6

Lee: Apocalipsis 2:12 – 17

El mensaje a Pérgamo

12 Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto:

13 Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás. 14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. 15 Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco. 16 Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. 17 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.

BIBLIA EN UN AÑO: Isaías 20:24

MENSAJE

La Iglesia de Pérgamo era un iglesia firme. Ellos no negaban la fe incluso en medio de toda la decadencia que había a su alrededor. La única cosa que Dios tenía en contra de ellos sin embargo, es que ellos acomodaban pecadores entre ellos sin advertirles de que lo que estaban haciendo no era correcto. No es suficiente vivir en santidad; también debes de preocuparte por la santidad de toda la Iglesia. No debes de tardar en corregir a aquellos que están haciendo lo malo en el cuerpo de Cristo. No estoy diciendo que debes de confrontar a nadie, pero debes de dejar claro que existe lo falso y lo original. Explica los atributos de lo falso y los del original. No tienes que mencionar nombres, la gente sabrá a quién te estás refiriendo. Quedará claro que no apoyas sus acciones.

" Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis." - 1 Corintios 5:11

En muchas iglesias hoy en día, la línea entre la Iglesia y el mundo está muy borrosa. Durante la alabanza y la adoración están cantando canciones y tocando de la misma forma que la gente del mundo. Los miembros de la congregación están bailando los pasos de moda en el mundo. Ves a mujeres exponiendo sus cuerpos y vistiendo con ropas muy ajustadas. Los coristas levantan sus rostros tanto que cuando les ves venir, sabes que le prestan más atención a adorar la carne que al espíritu (1 Pedro 3:3 -4). La Biblia dice, “Apartaos” (2 Corintios 6:17). Si la luz empieza a parecerse a la oscuridad, entonces puedes estar seguro de que ya no es luz sino tinieblas.

Ahora tenemos también entre nosotros, gente que sostiene la doctrina de los nicolaítas diciendo “Siempre y cuando hayas dado tu vida a Cristo, puedes ir y pecar; la gracia te cubrirá”. Ahora bien, como algunas de estas personas son grandes hombres de Dios, los otros Pastores que conocen la verdad, están demasiado asustados como para salir a hablar y confrontarlos. No te quedes callado, alza tu voz para decir a cualquiera que quiera escucharte que los doctrinas de los nicolaítas son del diablo y Jesús odia eso (Apocalipsis 2:15).

REFLEXIÓN: En Apocalipsis 2:15 - 16, Jesús dijo que Él viene enfrentarse a aquellos que siguen las falsas doctrinas en medio de la iglesia. Examina tu vida detenidamente. ¿Eres tú uno de ellos?.