Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

APRENDE DE TUS MAYORES

Memoriza: “Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.” Filipenses 4:9

Lee: 2 Reyes 3:11 – 12

11 Mas Josafat dijo: ¿No hay aquí profeta de Jehová, para que consultemos a Jehová por medio de él? Y uno de los siervos del rey de Israel respondió y dijo: Aquí está Eliseo hijo de Safat, que servía a Elías. 12 Y Josafat dijo: Este tendrá palabra de Jehová. Y descendieron a él el rey de Israel, y Josafat, y el rey de Edom.

BIBLIA EN UN AÑO: Salmos 61 – 64

MENSAJE

Hay algo que he descubierto sobre algunos de nuestros jóvenes hoy en día: y es que desprecian a las personas que se han adelantado a ellos, solo porque esas personas no tienen el nivel de educación que ellos tienen, entienden, o no entienden la tecnología moderna como ellos lo hacen. Quizás sepas todas las teorías que te enseñaron en la escuela, pero no tienes tanta experiencia práctica como la que tienen los mayores, que han estado antes que tú. Quizás entiendas la tecnología moderna más que ellos, pero ellos tienen una sabiduría más antigua que no puede comprarse con dinero. Cuando ves a alguien que se ha adelantado a ti en cualquier campo, asegúrate de que le das el respeto que se merece.

Uno de los mayores secretos de mi éxito es que aprendo de todo el que conozco que ha estado en el ministerio antes que yo. Siempre hay algo que aprender de alguien que ya ha caminado por el camino que tú estás intentando caminar. Santiago 5:10 dice;

"Hermanos míos, tomad como ejemplo de aflicción y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor."

En realidad, un joven puede llegar a ser más exitoso que el que es más mayor, pero el joven no debe, por su éxito, despreciar al mayor. Si Dios te hace más exitoso que aquellos que han estado en ese campo más tiempo que tu, solo estás disfrutando la misericordia y la gracia. Ten cuidado de no despreciarles porque Dios puede quitar Su gracia en tu vida; en vez de eso, aprender de su valiosa experiencia. Dios quizás dejó de hablar con Eli, pero Samuel seguía necesitando al viejo profeta para que le enseñara a escuchar a Dios. Aunque Dios le enseñó a Samuel que Él había rechazado a Elí y le había elegido a él en su lugar, Samuel nunca despreció a Eli. Esto contribuyó inmensamente al éxito de su ministerio.

Hay muchos conocimiento que estos mayores poseen que puede ser de gran beneficio para tu viaje a través de la vida. Recuerdo cuando el Pastor S. G. Elton estaba vivo y yo estaba empezando en el ministerio. Convertí en un hábito el ir a visitarle cada dos semanas y pasar tiempo de calidad con él, simplemente absorbiendo su valiosa experiencia. Ahora él ya no está, se ha ido, con todo ese conocimiento. No permitas que el conocimiento de los mas mayores a tu alrededor se eche a perder; hónrales; aprende todo lo que puedas de ellos mientras que siguen contigo.

PUNTO CLAVE: Siempre estate atento de lo que puedes aprender de aquellos que han estado aquí antes que tú.