Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

¿QUÉ QUIERES?

Memoriza: “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.” Mateo 6:10

Lee: Éxodo 33:18 – 33

18 Él entonces dijo: Te ruego que me muestres tu gloria. 19 Y le respondió: Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente. 20 Dijo más: No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá. 21 Y dijo aún Jehová: He aquí un lugar junto a mí, y tú estarás sobre la peña; 22 y cuando pase mi gloria, yo te pondré en una hendidura de la peña, y te cubriré con mi mano hasta que haya pasado. 23 Después apartaré mi mano, y verás mis espaldas; mas no se verá mi rostro.

BIBLIA EN UN AÑO: Salmos 58 – 60

MENSAJE

La cuestión en nuestro tema de hoy es una que invariablemente todo ser humano tendrá que enfrentar en algún momento de su vida. A algunas personas ya se les ha hecho esta pregunta y su respuesta les hizo perder la oportunidad que habría cambiado sus vidas para siempre. Tu respuesta a esta pregunta, dependiendo de quien esté preguntando, puede cambiar tu vida para mejor si das la respuesta correcta. Cuando Dios le dijo a Salomón que dijera lo que quería en 2 Crónicas 1:6 – 8, él le pidió sabiduría para liderar al pueblo de Dios correctamente. Esa respuesta le hizo acabar como el rey más rico y más sabio en el mundo, que haya existido. Cuando se le preguntó a Eliseo la misma pregunta, él dijo que quería una doble porción del espíritu de Elías, y él lo consiguió. ¿Qué quieres? Esaú quería comida; la consiguió, pero él que podría haber llegado ser la nación de Israel perdió ese gran destino. Geazi quería dinero, lo consiguió, pero él que podía haber conseguido una doble porción de la unción de Eliseo murió siendo un leproso. Jeremías 45:5 dice;

"¿Y tú buscas para ti grandezas? No las busques; porque he aquí que yo traigo mal sobre toda carne, ha dicho Jehová; pero a ti te daré tu vida por botín en todos los lugares adonde fueres."

Eclesiastés 1:2 dice “Vanidad de vanidades, dijo el Predicador; vanidad de vanidades, todo es vanidad.”

Mateo 6:33

" Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas."

Busca a Dios, busca que Su reino sea establecido aquí en la tierra. Jeremías 29:13 dice que si le buscas a Él, lo encontrarás. Que tu anhelo sea por Él y solo por Él, entonces todas las demás cosas que estás persiguiendo te perseguirán a ti. Búscale a Él en adoración, búscale a Él a través del estudio de la biblia, búscale en oraciones.

Pon tu amor en Dios. Ámale con todo tu corazón, alma y mente como Jesús nos ordena en Mateo 22:37 y verás como nunca te faltará nada bueno.

REFLEXIÓN: ¿Cuánto anhelas a Dios?