Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

LA ORACIÓN SOLUCIONA LOS DESAFÍOS

Memoriza: “Edificamos, pues, el muro, y toda la muralla fue terminada hasta la mitad de su altura, porque el pueblo tuvo ánimo para trabajar.” Nehemías 4:6

Lee: Nehemías 2:18 – 20

18 Entonces les declaré cómo la mano de mi Dios había sido buena sobre mí, y asimismo las palabras que el rey me había dicho. Y dijeron: Levantémonos y edifiquemos. Así esforzaron sus manos para bien. 19 Pero cuando lo oyeron Sanbalat horonita, Tobías el siervo amonita, y Gesem el árabe, hicieron escarnio de nosotros, y nos despreciaron, diciendo: ¿Qué es esto que hacéis vosotros? ¿Os rebeláis contra el rey? 20 Y en respuesta les dije: El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en Jerusalén.

BIBLIA EN UN AÑO: Juan 12:1 – 50; 2 Crónicas 1 – 3

MENSAJE

Cualquiera que quiera construir algo importante en la vida debe de estar preparado para enfrentarse a una seria oposición. Esto puede venir a través de gente que te desanima y que no cree que nada bueno pueda salir de ti, o de enemigos que solo quieren que tu potencial no se desarrolle y esté embotellado de por vida. Como dice nuestra lectura Bíblica de hoy, Nehemías decidió reconstruir la destruida ciudad de Jerusalén, pero entonces, tuvo que enfrentarse a la oposición. Si lees todo el libro de Nehemías, te darás cuenta de que la fuerza de Nehemías estaba escondida en su vida de oración. él oró todo el tiempo al Dios que le había dado la visión para construir, y el fue fortalecido (Nehemías 4:1 – 4).

Cuando Dios pone una idea en tu corazón, primeramente ora sobre ello fervientemente. Después, busca el consejo espiritual de personas con el temor de Dios y maduras en el Señor, y después persigue tu visión. Si sientes el llamado de liderar en la edificación de tu país en cualquier área como la política, los negocios, la tecnología o la educación, en el futuro, empieza a orar sobre ello ahora, y prepárate para adquirir conocimiento en esas áreas.

 PUNTO CLAVE: Ora y prepárate, para que puedas cumplir el propósito de Dios para tu vida.