Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

LOS SIETE SELLOS III

Memoriza:“Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.” Apocalipsis 6:6

Lee: Apocalipsis 6:5 – 6

Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.

BIBLIA EN UN AÑO: Esther 1 – 4

MENSAJE

En la lectura Bíblica de hoy, vemos que el tercer sello es abierto y un hombre en un caballo negro aparece con un para de balanzas en su mano. Apocalipsis 6:6 dice:

"Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario;"

En este momento, como resultado de la guerra que discutimos ayer, la economías de todo el mundo se verá afectada. La agricultura en particular sufrirá porque la mayoría de los hombres que han cultivado semillas y criado ganado habrán sido llevados a luchar en el ejército. Incluso en los lugares donde haya comida, el transportarla será un problema, así que habrá hambruna por todo el mundo. El pan será pesado antes de ser vendido. La comida será extremadamente cara.

Apocalipsis 6:6 sigue diciendo:

"pero no dañes el aceite ni el vino."

Aunque la comida escaseará, los productos de lujo no se verán afectados, estarán disponibles. Las bebidas alcohólicas que consumen los ricos estarán disponibles, pero ¿cómo una persona hambrienta y pobre obtendrá dinero para comprar whisky?

Aquellos que piensan que están sufriendo ahora, y siguen viviendo en pecado, no han visto nada aún. Aquellos que se pierdan el arrebatamiento experimentarán una hambruna extrema. Incluso aquello que tienen dinero no encontrarán suficiente comida para comprar. Mientas que nosotros en el cielo estaremos disfrutando de placeres ilimitados, cantando y bailando, aquellos en la tierra estarán pasando hambre y lamentándose. Cualquier persona que piensa que el pecado es dulce ahora, que siga pecando; se acerca un tiempo en el que esas personas se darán. cuenta de lo amargo que es el pecado. Elegir una vida de santidad es la mejor decisión que tu puedas hacer nunca, porque te asegura tu futuro en el cielo. Si dices que hay algo que es demasiado importante para dejarlo atrás ahora, si de ello depende que vayas al cielo, espera a que venga ese momento y entonces me dirás si esa cosa es tan siquiera relevante para ti ya.

DECLARA: Nada será nunca lo demasiado importante como para que yo pierda el cielo por ello, en el nombre de Jesús.