Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

LOS SIETE SELLOS II

Memoriza: “Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.” Apocalipsis 6:4

Lee: Apocalipsis 6:3 – 4

Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.

BIBLIA EN UN AÑO: Nehemías 12 – 13

MENSAJE

Después de que el Anti – Cristo haya llegado y haya sido coronado, el segundo sello se abrirá. Ahora, recuerda del estudio de ayer, que vimos que todo el mundo estaba feliz con su líder que parecía ser un promotor de la paz. Sin embargo, cuando el segundo sello sea abierto, verán el verdadero color de su líder. Él provocará guerras. En ese momento, toda su diplomacia se irá.

"Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),"

Las palabras de Daniel referidas por Jesús en el pasaje anterior están en Daniel 11:31;

"Y se levantarán de su parte tropas que profanarán el santuario y la fortaleza, y quitarán el continuo sacrificio, y pondrán la abominación desoladora." 

Las tropas que estarán a favor de él están representadas por el hombre del caballo rojo que aparecerá cuando el segundo sello sea abierto. Ahora, el Anti-Cristo tendrá al ejército en la palma de sus manos. Aunque él habrá permitido que los Israelitas reconstruyan su templo, él sacrificará cerdos en el altar de ese templo. Cualquiera que conoce la ley judía sabrá que los judíos nunca podrían tolerar tal cosa. La guerra se desatará. Esta será la guerra de todas las guerras. Algunos países apoyarán al Anti-Cristo y algunos estarán en contra de él. Sienta pena por aquellos que estarán en la tierra en ese tiempo. La guerra será terrible, tan terrible que Jesús nos advirtió así:

"16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; 18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. 19 Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;[a] 21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá." - Mateo 24: 16 - 21

Oro para que tu no te pierdas el arrebatamiento, en el nombre de Jesús.

PUNTO CLAVE: El que sea sabio que se aleje del pecado.