Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

CONECTADO PARA DAR MUCHO FRUTO

Memoriza: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.” Juan 15:5

Lee: Juan 15:1 – 10

Jesús, la vid verdadera

15 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. 10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

BIBLIA EN UN AÑO: 2 Crónicas 5 – 7

MENSAJE

La lectura Bíblica de hoy nos dice que permanecer en Jesucristo es el secreto para llevar buen fruto. Esta es la razón por la que ser nacido de nuevo es solo el principio de una vida de abundancia; permanecer en Jesucristo continuadamente es el secreto para una vida llena de fruto. ¿Cómo podemos habitar y permanecer en Jesús? Juan 15:7 – 8 dice:

" Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos."

Aquí descubrimos tres cosas: Una, Jesús es el secreto detrás de la verdadera productividad y sin Él no podemos hacer nada. Dos, permanecer en Él es la actitud que se requiere de nosotros para que llevemos buen fruto. Tres, vivir según Sus palabras (enseñanzas= es la forma práctica de permanecer en Jesucristo. Él dijo “Toma mi yugo, y aprender de mi…” (Mateo 11:29). Todos comerán del fruto que lleven. Todos son capaces de llevar buen fruto, siempre y cuando la persona venga a Jesucristo a través de la fe, viviendo de acuerdo con Su palabra. Juan 8:31 dice;

"...Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;"

Dios es el final en todos los caminos, incluso cuando no llevamos fruto. Todo aquel que desea llevar fruto debe de estar conectado a Él. Salmos 23:1 dice que aquellos que siguen a Dios no les faltará de nada. Juan 10:9 también describe las bendiciones de aquellos que están conectados a Jesús:

" Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos."

Todas las cosas obran para bien para aquellos que aman a Dios y son llamados conforme a Su propósito. (Romanos 8:28).

Amado, estos pasajes y muchos más confirman que si estás conectado a Dios, tu abundancia de fruto está garantizada. ¿Estás conectado a Él?

PUNTO DE ORACIÓN: Padre, por favor, mantenme conectado a Ti por siempre, en el nombre de Jesús.