Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

ANTÍDOTO CONTRA LA MURMURACIÓN

Memoriza: “Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor.” 1 Corintios 10:10

Lee: Salmos 34:1 – 10

La protección divina

Salmo de David, cuando mudó su semblante delante de Abimelec, y él lo echó, y se fue.

34 Bendeciré a Jehová en todo tiempo;

Su alabanza estará de continuo en mi boca.

En Jehová se gloriará mi alma;

Lo oirán los mansos, y se alegrarán.

Engrandeced a Jehová conmigo,

Y exaltemos a una su nombre.

Busqué a Jehová, y él me oyó,

Y me libró de todos mis temores.

Los que miraron a él fueron alumbrados,

Y sus rostros no fueron avergonzados.

Este pobre clamó, y le oyó Jehová,

Y lo libró de todas sus angustias.

El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen,

Y los defiende.

Gustad, y ved que es bueno Jehová;

Dichoso el hombre que confía en él.

Temed a Jehová, vosotros sus santos,

Pues nada falta a los que le temen.

10 Los leoncillos necesitan, y tienen hambre;

Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.

BIBLIA EN UN AÑO: 2 Reyes 18 – 20

MENSAJE

"Aconteció que el pueblo se quejó a oídos de Jehová; y lo oyó Jehová, y ardió su ira, y se encendió en ellos fuego de Jehová, y consumió uno de los extremos del campamento." - Números 11:1

Dios odio las murmuraciones. Él lo odia tanto que en el pasaje anterior, Él manda fuego para consumir a algunos de los israelitas que estaban murmurando. Él quiere que vivas y te regocijes en el conocimiento de Su amor y cariño por ti, no que estés murmurando. Debes de entender que sea lo que sea por lo que estás pasando, Él lo sabe y te sacará de la situación en victoria. Si no confías en Él, entonces ¿por qué te haces llamar creyente? Siempre y cuando hayas puesto todo en Sus manos, puedes estar seguro de que Él sacará lo mejor y más positivo de la situación.

A veces, sin embargo, podemos enfrentarnos a situaciones que nos harán temblar y querremos cuestionar a Dios. Sin embargo, piensa en ello: ¿quién eres tu para cuestionar al Creador del cielo y de la tierra? ¿Quién eres tu para juzgar si Él esta haciéndolo bien o no? Job trató de cuestionarle y para cuando Dios respondió él mismo estaba asustado (Job 38 – 40). cuando las situaciones se ponen difíciles, la forma de prevenir que acabes murmurando es recordar lo que David dijo en Salmos 34:1:

"Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca."

Bendice a Dios en todo momento porque Él sabe lo que está haciendo. Romanos 8:28 dice que todas las cosas ayudan a bien para aquellos que aman al Señor. Quizás no lo entiendas ahora, pero lo entenderás pronto. Si decides que la alabanza al Señor estará en tu boca en todo momento – no importa la situación, será difícil para ti quejarte o murmurar de nada. Cada día, sigue diciéndole que Él es más grande que el más grande; Él es mas alto que el más alto, que Él es el dueño del ganado sobre mil colinas, recordarte a ti mismo que Él es Aquel que partió el Mar Rojo, que Él es Aquel que hizo salir agua de la roca, y todas estas cosas. Antes de que te des cuenta, tu fe habrá crecido por encima de la situación, mostrando claramente que tu Dios es más grande que cualquier montaña que puedas estar enfrentando, y que pronto, estarás bailando en victoria.

LLAMADA A LA ACCIÓN: Piensa en la situación difícil a la que te estás enfrentando en estos momentos, y empieza a alabar a Dios, sabiendo que Él te ayudará a vencerla en victoria.