Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

PARA QUE PUEDA CONOCERLE

Memoriza: “a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,” Filipenses 3:10

Lee: Filipenses 3:7 – 10

Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; 10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,

BIBLIA EN UN AÑO: 2 Samuel 23 – 24

MENSAJE

En Filipenses 3:7 – 10, el Apóstol Pablo nos dijo muchas cosas de las que él se desprendió, solo por un único propósito: para que poder conocer a Dios. Cuando era un joven Cristiano, siempre que alguien me preguntaba si conocía a dios, mi respuesta siempre era un gran “Si”. Sin embargo, algo pasó algunos años atrás que me hizo cambiar esa respuesta de “Si” a “Solo estoy empezando a conocerle”. Nací de nuevo hace casi 50 años y hasta ahora, sigo aprendiendo más y más sobre Dios. Hay diferentes niveles de conocer a Dios y tú solo puedes conocerle a Él hasta el punto en el que Él se te revele a Si mismo, conforme a lo diligente que seas en buscarle. En Salmos 103:7 la Biblia dice:

"Sus caminos notificó a Moisés, Y a los hijos de Israel sus obras."

¿Cómo de bien quieres conocer a Dios? ¿Quieres buscarle a Él diligentemente para que Él te revele algunos de Sus secretos? Juan 15:15 dice que Dios comparte cosas profundas a Sus amigos. Ellos le buscan tan diligentemente que están preparados para desprenderse de muchos placeres solo por conocerle a Él más. Si ayunar por solo tres días te resulta un precio demasiado alto para conocer a Dios más, entonces no estás buscando a Dios con diligencia. Estoy hablando de ayunar y orar cuando no estás pidiéndola nada mas que, “Señor solo quiero estar más cerca de ti”. Estoy hablando de pasar horas en comunión con Él. Estoy hablando sobre evangelismo y acer la obra de Dios como si te pagaran un salario por hacerlo.

Aquellos que buscan a Dios con diligencia, siempre lo hacen desde muy temprano. (Proverbios 8:17).

Una cosa que determina si tu descubrirás a Dios es lo pronto que le buscas. Si sigues posponiendo tu búsqueda de cosas más profundas en Dios, quizás nunca le encuentres. Son aquellos que le buscan temprano los que le encuentran. Para ellos, ponen todo lo demás a parte para buscarle a Él. ¿Estás tú entre esos que están desesperados por conocer a Dios? Si es así, búscale con diligencia. Búscale pronto.

PUNTO DE ORACIÓN: Padre, por favor, acércame más a Ti; solo quiero conocerte más.