Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

POR QUÉ NO DEBES DE ALEJARTE DE DIOS NUNCA

Memoriza: Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.” Lucas 9:62

Lee: 2 Pedro 2:20 – 22

20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

BIBLIA EN UN AÑO: 2 Samuel 11 – 13

MENSAJE

Hay muchas razones por las que todo Cristiano debería orar y trabajar sin descanso para nunca alejarse de Dios. Una de esas razones es que cualquiera que se desvía del camino de justicia morará en la congregación de los muertos (Proverbios 21:16). Cuando fuimos nacidos de nuevo, fuimos trasladados del reino de las tinieblas a la luz – pasamos de la muerte a la vida. Volver a la congregación de los muertos es algo terrible, y todo Cristiano debe hacer todo lo posible para evitarlo. Hebreos 10:38 – 39 dice claramente que:

"Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma."

Dios no se complace en absoluto en la apostasia. En el momento en el que uno hijo de Dios se aleja de Él, inmediatamente se convierte en no apto para entrar en el Reino de Dios como leemos en nuestro versículo a memorizar de hoy.

En el momento en el que te alejas, Dios dice “Has perdido la calificación requerida par entrar a Su reino” Lo interesante sobre esto es que una vez que el diablo ve que una persona no está complaciendo a Dios, viene y empuja a la persona hasta el punto donde se puede burlar de esa persona.

Conozco a allegados míos que se alejaron de Dios y al principio pensaron que eran libres de todas las “restricciones” del evangelio, pero después se dieron cuenta de que se habían vuelto objeto de burla. Su final fue terrible.

El hijo pródigo por ejemplo se alejó de Dios y pensó que era libre de las normas y regulaciones de su padre, pero no sabía que el diablo le estaba empujando al punto donde él tendría que suplicar por la comida que le daban a los cerdos. En lo que respecta a mi, estoy decidido a no alejarme de Dios nunca.

Si estás considerando en estos momentos, considerar los placeres de este mundo, recuerda que es solo un cebo del diablo para atraparte. Aférrate a lo que tienes en el Señor, para que tu lugar en Cristo no sea ocupado por otra persona (Apocalipsis 3:11).

PUNTO CLAVE: Los que se alejan de Dios pueden pensar que están pasando un buen rato al principio, pero pronto acabarán siendo objetos de burla para el diablo.