Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

HAY ESPERANZA

Memoriza: “Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto.” Eclesiastés 9:4

Lee: Job 14:7 – 9

Porque si el árbol fuere cortado, aún queda de él esperanza;

Retoñará aún, y sus renuevos no faltarán.

Si se envejeciere en la tierra su raíz,

Y su tronco fuere muerto en el polvo,

Al percibir el agua reverdecerá,

Y hará copa como planta nueva.

BIBLIA EN UN AÑO: 1 Samuel 31; 2 Samuel 2

MENSAJE

Una de las cosas más importantes que he aprendido en mis décadas de caminar con Cristo, es que no hay situación sin esperanzas en Dios. No importa lo malas que sean las circunstancias, mi Dios puede revertir lo que parece irreversible. En 2 Reyes 4:1 – 7, la Biblia nos habla de una mujer que era pobre y tenía una deuda muy grande, que loas acreedores solo podían poder recuperar si ella vendía a sus hijos. Sin embargo, en un solo día, Dios cambió le dio la vuelta a su historia, y ella no solo tuvo suficiente dinero para pagar la deuda, sino que también tuvo dinero para vivir el resto de su vida. No importa lo pobre que seas ahora; yo decreto: Dios te prosperará, en el nombre de Jesús.

Tu problema puede ser uno de enfermedad. No hay nadie que esté tan enfermo, que Dios no pueda sanar. Estuve en Irlanda hace unos años, cuando el pastor trajo un pañuelo para que yo orara sobre el pañuelo. Quería llevar ese pañuelo a un mujer que estaba en el hospital y los doctores habían dicho que ella solo tenía un 0,01% de posibilidades de sobrevivir. Oré sobre el pañuelo y el pastor se lo llevó a ella. Mi Dios entonces tomó ese 0,01% de posibilidades de sobrevivir que los doctores habían mencionado, y lo usó para darle a ella un 100% de sanidad. Amado, no importa el informe que los doctores te hayan dado; siempre que puedas leer esto, o alguien lo esté leyendo para ti, decreto que tú eres sanado ahora en el nombre de Jesús.

En la Iglesia Cristiana Redimida de Dios, hemos sido testigos de muchos milagros y nacimientos. En algunos casos, las mujeres tenían más de sesenta años y algunas habían sido declaradas médicamente no aptas para concebir y dar a luz a un hijo. Sara tenía noventa años cuando tuvo a Isaac. No importa lo mayor que seas a hora, aquellos que te llamaban estéril muy pronto estarán atendiendo a la presentación de tu bebé, en el nombre de Jesús.

Dios dice en Jeremías 32:27:

"He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?"

La cuestión es, “¿Crees que Él lo puede hacer? Santiago 1:5 – 7 dice que cualquiera que viene a pedir a Dios algo sin tener fe, que no espere recibir respuesta a sus oraciones. Un escritor de canciones una vez cantó. “No te rindas con Dios porque Él no se rendirá contigo”. Hay esperanza de que todas las cosas cambiarán para bien para ti si mantienes tu fe activa y vives conforme a la voluntad de Dios.

LLAMADA A LA ACCIÓN: Haz algo hoy que realmente le muestr a dios que crees que Él puede cambiar tu situación para mejor.