Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

PRUEBA DEL DOMINIO I

Memoriza: No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.” Juan 15:16

Lee: Juan 15:1 – 8

Jesús, la vid verdadera

15 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

BIBLIA EN UN AÑO: 1 Samuel 18 -19

MENSAJE

¿Cómo podemos saber si alguien tiene dominio? Para probar que tú tienes dominio, debes de tener algo que mostrar por ello. Los reyes son conocidos en su dominio por sus posesiones. En otras palabras, la productividad y el dar fruto son pruebas de dominio.

Se contaba la historia de dos amigos que le pidieron a un vidente que les leyera el futuro, y a uno le digo que sería rey mientras que al otro le dijo que moriría pobre. Al que le dijo que se convertiría en rey, se fue a casa regocijándose y dejo de trabajar desde ese día. Mientas que al otro, que le dijo que moriría pobre se fue a la jungla y empezó a cultivar la tierra. Algunos años después, hubo una terrible hambruna en la tierra y cuando la gente iba buscando comida, se toparon con la gran tierra de cultiva de este joven determinado. Le suplicaron que les diera grandes suministros de comida para que la gente del pueblo no se muriera de hambre. Este hombre accedió a darles comida que le duraría todo el período de hambruna, con una condición. La condición era que le hicieran a él rey. La gente aceptó y fue hecho rey. La prueba de su dominio como rey estuvo en su habilidad para alimentar al pueblo, incluso en medio de la hambruna.

En nuestro versículo a memorizar de hoy, nuestro Señor Jesucristo dijo que la prueba de dominio es el dar fruto. Él dijo claramente que cuando nosotros llevamos fruto, y nuestro fruto permanece, Dios nos dará cualquier cosa que pidamos en Su nombre (Juan 15:16). Esto es dominio.

Esto apunta a otro hecho, que solo alguien que alcanza logros puede decir que tiene dominio, Solo puedes lograr cosas si tienes a Dios como tu Aliado porque la Biblia dice que a menos que el Señor construya la casa, los que construyen lo hacen en vano (Salmos 127:1).

Para tener verdadero dominio, conecta con el Dios Altísimo hoy.

PUNTO DE ORACIÓN: Padre, por favor haz que yo lleve fruto desde ahora y establece mi dominio ante todo el mundo, en el poderoso nombre de Jesús.