Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

REFUGIO PARA EL OPRIMIDO

Memoriza: “Jehová será refugio del pobre, Refugio para el tiempo de angustia.” Salmos 9:9

Lee: 1 Samuel 23:6 – 14

Y aconteció que cuando Abiatar hijo de Ahimelec huyó siguiendo a David a Keila, descendió con el efod en su mano. Y fue dado aviso a Saúl que David había venido a Keila. Entonces dijo Saúl: Dios lo ha entregado en mi mano, pues se ha encerrado entrando en ciudad con puertas y cerraduras. Y convocó Saúl a todo el pueblo a la batalla para descender a Keila, y poner sitio a David y a sus hombres. Mas entendiendo David que Saúl ideaba el mal contra él, dijo a Abiatar sacerdote: Trae el efod. 10 Y dijo David: Jehová Dios de Israel, tu siervo tiene entendido que Saúl trata de venir contra Keila, a destruir la ciudad por causa mía. 11 ¿Me entregarán los vecinos de Keila en sus manos? ¿Descenderá Saúl, como ha oído tu siervo? Jehová Dios de Israel, te ruego que lo declares a tu siervo. Y Jehová dijo: Sí, descenderá. 12 Dijo luego David: ¿Me entregarán los vecinos de Keila a mí y a mis hombres en manos de Saúl? Y Jehová respondió: Os entregarán. 13 David entonces se levantó con sus hombres, que eran como seiscientos, y salieron de Keila, y anduvieron de un lugar a otro. Y vino a Saúl la nueva de que David se había escapado de Keila, y desistió de salir. 14 Y David se quedó en el desierto en lugares fuertes, y habitaba en un monte en el desierto de Zif; y lo buscaba Saúl todos los días, pero Dios no lo entregó en sus manos.

BIBLIA EN UN AÑO: Lucas 3; Josué 9 – 10

MENSAJE

En el mundo hoy en día, hay tanta maldad, pero la protección de Dios sobre Sus hijos es la cosa más segura con la que una persona puede contar. En nuestra lectura Bíblica de hoy, Dios liberó a David de Saúl que intentaba matarle día y noche sin ninguna razón. Aquel que liberó a David sigue siendo Dios y Él continúa actuando como refugio para los Suyos.

Hay muchos jóvenes que están sufriendo opresión tanto física como espiritual en las mandos del diablo, lo cual les ha llevado a la tristeza, abatimiento, estancamiento, fracaso, no avanzar, etcétera, en sus vidas. Oro por ti hoy, para que todo aquel que esté supervisando tu opresión sea destruido por el fuego de Dios, en el nombre de Jesús.

Salmos 91:1 - 2 dice: "El que habita al abrigo del Altísimo, Morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré."
PUNTO DE ORACIÓN: El Señor será un refugio para ti desde ahora, y la maldad estará lejos de ti, en el nombre de Jesús.