Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

REFINADOR Y PURIFICADOR

Memoriza: “Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia.” Malaquías 3:3

Lee: 1 Corintios 3:1

Colaboradores de Dios

De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.

MENSAJE

Hay grandes lecciones que aprender del proceso de refinar la plata. Para empezar, el platero toma una pieza de plata y la pone en medio del fuego donde las llamas son más ardientes, para quemar todas las impurezas.

Él tiene que vigilar la plata todo el tiempo que está en el fuego porque si deja la plata en el fuego demasiado tiempo, se destruirá. En el momento en el que ve su imagen reflejada en la plata, sabe que la plata está totalmente formada y la retira del fuego rápidamente.

Esta es la misma forma en la que Dios refina a Sus hijos. Él usa el calor de la vida para purificarlos a una imagen pura de Sí mismo, quemando de la vida de ellos, todas las obras de la carne, la mala actitud, y el orgullo.

Él también permite los problemas de la vida para refinarlos y hacerlos a Su imagen. Por lo tanto, siempre que estés pasando por pruebas o tentaciones, Dios está justo ahí como el platero, asegurándose de que no te quemes. Él quiere usar ese proceso para refinarte y que salgas más puro.

Él es especialista en producir piezas maestras, de las cuales tú eres una de ellas. No te alejes de Él por ninguna razón, permanece en el proceso para que Cristo pueda ser totalmente formado en ti.

PUNTO DE ORACIÓN: Padre, por favor, ayúdame a conocer como y cuando hablar y cuando no.