Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

CUIDA TU CONFESIÓN

Memoriza: “Te has enlazado con las palabras de tu boca, Y has quedado preso en los dichos de tus labios.” Proverbios 6:2

Lee: 2 Reyes 4:18 – 26

18 Y el niño creció. Pero aconteció un día, que vino a su padre, que estaba con los segadores; 19 y dijo a su padre: ¡Ay, mi cabeza, mi cabeza! Y el padre dijo a un criado: Llévalo a su madre. 20 Y habiéndole él tomado y traído a su madre, estuvo sentado en sus rodillas hasta el mediodía, y murió. 21 Ella entonces subió, y lo puso sobre la cama del varón de Dios, y cerrando la puerta, se salió. 22 Llamando luego a su marido, le dijo: Te ruego que envíes conmigo a alguno de los criados y una de las asnas, para que yo vaya corriendo al varón de Dios, y regrese. 23 Él dijo: ¿Para qué vas a verle hoy? No es nueva luna, ni día de reposo.[a] Y ella respondió: Paz. 24 Después hizo enalbardar el asna, y dijo al criado: Guía y anda; y no me hagas detener en el camino, sino cuando yo te lo dijere. 25 Partió, pues, y vino al varón de Dios, al monte Carmelo.

Y cuando el varón de Dios la vio de lejos, dijo a su criado Giezi: He aquí la sunamita. 26 Te ruego que vayas ahora corriendo a recibirla, y le digas: ¿Te va bien a ti? ¿Le va bien a tu marido, y a tu hijo? Y ella dijo: Bien.

MENSAJE

En esos días cuando era difícil para mi familia conseguir alimento, siempre le decía a mi esposa que se animara porque las cosas no serían difíciles por siempre y nuestro mañana estaría bien. ¿Qué estas confesando para tu mañana hoy? Una gran lección que aprender de la mujer sunamita es la lectura Bíblica de hoy es la necesidad de tener cuidado con lo que decimos, especialmente cuando estamos pasando por momentos difíciles. Cuando su hijo murió, ella no fue a decírselo a su esposo o a Geazi, en vez de eso, ella dijo que Todo estaría bien para la gloria de Dios, la situación mejoró según su confesión.

No seas descuidado con las palabras cuando estés enfadado, triste, te sientas rechazado o engañado, porque hay poder en tu lengua. ¿Te has preguntado alguna vez porque las confesiones del diablo funcionan más rápido que las buenas confesiones? ES porque el diablo es estatuto, Él activa las confesiones diabólicas rápidamente y dificulta el deshacer los efectos de una palabra malvada que ha sido declarada. Ten cuidado con lo que dices.

LLAMADA A LA ACCIÓN: Las cosas que suceden en tu vida ahora pueden ser un resultado de las palabras que has declarado en el pasado. Puedes cambiar cosas haciendo confesiones positivas.