Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

PODER EN SU PALABRA II

Memoriza: “Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará.” Mateo 8:8

Lee: Isaías 55:11 – 13

11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

12 Porque con alegría saldréis, y con paz seréis vueltos; los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso. 13 En lugar de la zarza crecerá ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán; y será a Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída.

BIBLIA EN UN AÑO: Números 29 – 31

MENSAJE

Para apreciar plenamente la potencia de la palabra de Dios, necesitamos revisar cuidadosamente las descripciones de ella que se dan en las Sagradas Escrituras. En el Antiguo Testamento, la Palabra de Dios es vista como una palabra sobre y también que proviene de Dios. En efecto, la palabra de Dios se refiere a lo que Dios dice, y al mismo tiempo, describe a Dios – Su esencia y atributos. El Nuevo Testamento presenta la Palabra de Dios como una persona – la segunda persona de la Trinidad, esto es, Jesucristo nuestro Señor, que estaba con el Padre desde el principio de la creación. Colosenses 1:16 – 18 presenta la Palabra de Dios de la siguiente manera:

"Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.  Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;"

Esta capacidad sagrada de la palabra de Dios para revivir está basado esencialmente en el hecho de que Él es el creador de todas las cosas – tanto en el cielo como en la tierra. Puesto que todas las cosas fueron creadas por Su Palabra, el poder para revivir también es inherente en Su palabra. Dios declaró todas las cosas a su existencia por el poder de Su palabra. Hebreos 4:12 dice:  Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” Esto significa que la Palabra es capaz de examinar y juzgar a aquellos que la escuchan, la Palabra de Dios no falla, sino que siempre cumple su propósito. La palabra de Dios es de hecho un arma de guerra que es capaz de destruir cosas materiales como “las coyunturas y los tuétanos”, así como las cosas inmateriales como “el alma y el espíritu”. De hecho, la persona completa – espíritu, alma y cuerpo, opera bajo la palabra de Dios.

Amado, ¿cuál es el desafío o situación que parece imposible de resolver o vencer? El poder en la Palabra de Dios pude vencerla. Encuentra lo que la palabra dice sobre ello y ora con esa palabra en fe conforme a la dirección del Espíritu Santo. Serás victorioso siempre y cuando sometas tu vida sinceramente a Jesucristo.

PUNTO DE ORACIÓN: Padre, por favor, reavívame y restáurame por el poder en Tu palabra, en el nombre de Jesús.