Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

UNA BUENA IMPRESIÓN

Memoriza: sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.” 1 Tesalonicenses 2:4

Lee: 1 Tesalonicenses 2:4 – 8

sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones. Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis, ni encubrimos avaricia; Dios es testigo; ni buscamos gloria de los hombres; ni de vosotros, ni de otros, aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo. Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos. Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no solo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos.

BIBLIA EN UN AÑO: Mateo 23:23 – 29; Éxodo 37 – 38

MENSAJE

Alguien dijo una vez, “La primera impresión es la que perdura”. Esto es cierto en muchos casos porque quizás solo tengas una oportunidad en la vida para mostrarle a alguien tu verdadera naturaleza. Por ejemplo, cuando una chica se comporta de manera inapropiada en público y alguien dice, “No te preocupes por ella, en realidad es una buena chica cuando la llegas a conocer”, siempre pienso “¿Qué más hay que conocer en esta persona?”

Controlar tus emociones y tu actitud te evitará tener una mala reputación. No debes de basar tus reacciones en lo que alguien hizo en como eres tú. Por ejemplo, cuando alguien hace algo que me hace enfadar, no no me enciendo en rabia, porque he aprendido a controlar mis emociones y dejarme guiar por Dios. Lo que hago es empezar a cantar canciones de adoración en mi mente hasta que las emociones negativas se van, después de eso examino con calma la situación.

No siempre estarás presente para explicar las razones de algunas de tus acciones y reacciones, por lo tanto, tienes que someter tus emociones al Espíritu Santo para que puedas comportarte apropiadamente en todo momento, porque esto creará una buena y duradera impresión sobre ti donde quiera que vayas.

LLAMADA A LA ACCIÓN: Escribe tres malos hábitos tuyos de los que la gente se haya quejado, y toma pasos prácticos para dejar de hacerlos.