Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

COMO TE VISTES ES IMPORTANTE

Memoriza: “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.” 1 Corintios 10:31

Lee: Éxodo 2: 15 – 20

15 Oyendo Faraón acerca de este hecho, procuró matar a Moisés; pero Moisés huyó de delante de Faraón, y habitó en la tierra de Madián. 

16 Y estando sentado junto al pozo, siete hijas que tenía el sacerdote de Madián vinieron a sacar agua para llenar las pilas y dar de beber a las ovejas de su padre. 

17 Mas los pastores vinieron y las echaron de allí; entonces Moisés se levantó y las defendió, y dio de beber a sus ovejas. 

18 Y volviendo ellas a Reuel su padre, él les dijo: ¿Por qué habéis venido hoy tan pronto? 

19 Ellas respondieron: Un varón egipcio nos defendió de mano de los pastores, y también nos sacó el agua, y dio de beber a las ovejas. 

20 Y dijo a sus hijas: ¿Dónde está? ¿Por qué habéis dejado a ese hombre? Llamadle para que coma.

BÍBLIA EN UN AÑO: Mateo 17, Éxodo 7 – 8

MENSAJE

Cómo te vistes habla mucho sobre ti. Antes de que las personas tengan la oportunidad de conocerte, seguramente te juzgarán o se referirán a ti basándose en cómo vas vestido. En la lectura Bíblica de hoy, Moisés huyó de Egipto vestido como un príncipe egipcio, y como resultado, cuando la hija de Reuel trató de describírselo a su padre se refirió a Moisés como un egipcio, aunque él era israelí. Cómo te vistes te abre puertas con extraños.

En Génesis 3:21, cuando Dios estaba a punto de enviar a Adán y Eva fuera del jardín del Edén, Él les hizo vestiduras para cubrir su desnudez. Cuando Dios le dio a Moisés los mandamientos, también le dio instrucciones claras de como los sacerdotes debían de vestirse. También, en el Nuevo Testamento, se hace referencia al ser modestos en el vestir. Desafortunadamente algunos Cristianos se visten de forma modesta para ir a la iglesia pero fuera de ella llevan lo que les apetece. Esto no es correcto como hijo de Dios, debes de vestir de forma adecuada y limpia siempre, no de forma provocativa o con el objetivo de seducir al sexo opuesto.

PUNTO CLAVE: ¿Cumples con la palabra de Dios?