Escuela Dominical,  Estudios,  Recursos Bíblicos

CONOCIMIENTO ESPIRITUAL – PARTE 2

VERSÍCULO A MEMORIZAR:  Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;” Juan 5:39

PASAJE BÍBLICO: Proverbios 2:1 – 11

Excelencias de la sabiduría

Hijo mío, si recibieres mis palabras,

Y mis mandamientos guardares dentro de ti,

Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría;

Si inclinares tu corazón a la prudencia,

Si clamares a la inteligencia,

Y a la prudencia dieres tu voz;

Si como a la plata la buscares,

Y la escudriñares como a tesoros,

Entonces entenderás el temor de Jehová,

Y hallarás el conocimiento de Dios.

Porque Jehová da la sabiduría,

Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.

Él provee de sana sabiduría a los rectos;

Es escudo a los que caminan rectamente.

Es el que guarda las veredas del juicio,

Y preserva el camino de sus santos.

Entonces entenderás justicia, juicio

Y equidad, y todo buen camino.

10 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón,

Y la ciencia fuere grata a tu alma,

11 La discreción te guardará;

Te preservará la inteligencia,

INTRODUCCIÓN

En la primera parte de este tema, aprendimos sobre el deseo de todo Cristiano maduro de saber más sobre los misterios de Dios. Los misterios de la salvación, de la novia de Cristo, de la piedad, de la vida futura, y de la encarnación de Jesucristo, no se les enseña a los bebés.Para conocer estos misterios y otros similares, se requiere que conozcamos a Jesucristo íntimamente, con el efecto resultante de que le amaremos más y solo le glorificaremos a Él. En esta segunda parte del tema y en la siguiente parte, estudiaremos con detalle, cómo obtener conocimiento espiritual.

ESCUDRIÑA LAS ESCRITURAS

¿Cómo podemos conocer los misterios de la vida? Jesucristo mismo nos da una clave:

“Escudriña las escrituras (Juan 5:39). Escudriñar es realmente una forma de obtener conocimiento espiritual, porque la escritura es la palabra de Dios (2 Timoteo 3:16). Dios tenía un propósito cuando causó que su palabra fuera puesta por escrito (Salmos 68:11).

Una de las razones por las que Dios causó que Su palabra fuera escrita es para que aquellos que están deseosos de conocer más sobre Él puedan escudriñar las escrituras y aprender (Romanos 15:4). Una de las cosas que aprenderán al escudriñar las escrituras es que dios es un fuego consumidor (Hebreos 12:29) y que es algo peligroso caer en las manos del Dios viviente (Hebreos 10:31=. En consecuencia, ellos aprenderán a tener temor del Señor (Deuteronomio 17:19). Esto les llevará al camino de la sabiduría; pues el temor del Señor es el principio de la sabiduría. En otras palabras, escudriñar las escrituras te hará más sabio (2 Timoteo 3:15). Con la sabiduría obtenida a través de medios espirituales, uno se convierte en una persona más equipada para llevar frutos espirituales (Santiago 3:17), lo cual es necesario para permanecer en Cristo. Permanecer en Cristo nos capacita para conocer a Cristo más.

BUSCA Y ESTUDIA LA VERDAD

Un paso más que escudriñar las escrituras es buscar la verdad. Se puede buscar ligeramente o superficialmente, pero buscar rigurosamente implica una búsqueda seria y decidida como si estuviéramos buscando un tesoro escondido (Proverbios 2:3- 5). Buscar ciertamente da buenos resultados. De hecho, aquellos que buscan el conocimiento espiritual no serán ignorantes por mucho tiempo porque la Biblia dice que solo las personas con entendimiento hacen una búsqueda exhaustiva (Proverbios 15:14). Muchos hombres de fe consideran que la fe es suficiente, pero las escrituras animan incluso a los hombres de fe a buscar el conocimiento también (2 Pedro 1:5). De hecho, se nos anima no solo a gastar nuestro tiempo sino también nuestro dinero en nuestra búsqueda del conocimiento espiritual. Tenemos que pagar para obtenerlo si es necesario (Proverbios 23:23). La felicidad que trae no tiene precio (Proverbios 3:13).

Hay mucha falsedad en el mundo hoy en día, que se hace pasar por verdad (2 Corintios 11:14), incluso cuando piensas que has encontrado la verdad, vale la pena que estudios la verdad para estar seguro de que es la verdad divina. Estudiar las Escrituras es más que leer o buscar en ella. Implica analizarla, comparar escrituras… Esto puede llevar tiempo, pero su recompensa es la aprobación divina (2 Timoteo 2:15). También, cuanto más estudiamos la vedad, más fácil nos será vivir en santidad (Salmos 119:9) porque las almas son purificadas al obedecer la verdad (1 Pedro 1.22).

CONCLUSIÓN. En la búsqueda de conocimiento espiritual, empezamos a ver porqué otros fallaron y aprendemos de sus errores (1 Corintios 10:11).

PREGUNTAS

  1. ¿Que diferencia hay entre buscar superficialmente y buscar rigurosamente?
  2. ¿Por qué debemos estudiar la verdad?

OTRA LECTURA

LUNES: Isaías 34:1

MARTES: Hechos 17:11

MIÉRCOLES: Job 5:9

JUEVES: Job 11:7

VIERNES: Juan 15:3

SÁBADO: Juan 17:17

DOMINGO: Proverbios 2:3

TAREA: Identifica cinco peligros de no crecer en la Palabra de Dios.