Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

CÓMO LIDIAR CON LAS MONTAÑAS IV

Memoriza: “Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.” Salmos 121: 1 – 2

Lee: Lamentaciones 3:22 – 26

22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.

23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

24 Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré.

25 Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca.

26 Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová.

BIBLIA EN UN AÑO: Génesis 19 – 21

MENSAJE

Hoy, estaremos analizando una forma práctica de acceder a la ayuda divina para lidiar con las montañas. Mi primera amonestación de hoy es que debes confiar en Dios – tu Padre Celestial. En nuestra lectura Bíblica de hoy, leemos que “es por la misericordia del Señor que no somos consumidos, porque sus misericordias nunca decayeron” (Lamentaciones 3:22). Cuando creemos este pasaje, no tenemos ninguna razón para estar ansiosos nunca más, y seremos inamovibles.

Debemos de confiar en Dios, el Hijo, Jesús dijo “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14 – 6

Finalmente, debemos de confiar en Dios, el Espíritu Santo, para el poder y la fortaleza. Él es el que nos da energías, y también es el sello de nuestra salvación. Solo podemos tener éxito en el viaje que es la vida, a través de Su ayuda. La Bibla dice en Juan 14:17:

"el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros."

Debes de recordar siempre, según nuestro texto Bíblico de hoy, las misericordias de Dios. En 1 Samuel 17:37, David dijo: “Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo.” David se acordó de la misericordia de Dios que una vez le liberó del peligro de la muerte y la montaña de Goliat antes de que ésta cayera delante de él.

De acuerdo con Jesús en Mateo 17:20, debemos de tener fe en Dios si queremos vencer las montañas de la vida. Finalmente, vive justamente. La Biblia dice “Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos. ¡Ay del impío! Mal le irá, porque según las obras de sus manos le será pagado.” (Isaías 3:10 – 11). En otras palabras, solo aquellos que pertenecen a Dios pueden vencer las montañas dela vida.

Si aún no has aceptado a Jesucristo como tu Señor y Salvador, suplícale que perdone tus pecados y te haga Su hijo. Vencerás, en el nombre de Jesús.

PUNTO DE ORACIÓN: Padre, por favor hazme una hacedor de Tu palabra y nivela todas las montañas de mi vida, en el nombre de Jesús.