Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

DESHAZTE DE LA CARGA

Memoriza: “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,” Hebreos 12:1

Lee: 1 Corintios 9:24 – 27

24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. 26 Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.

BIBLIA EN UN AÑO: Oseas 8:14

MENSAJE

Un barco normalmente es muy grande. Muchos barcos son más grandes a lo alto y a lo ancho que algunos grandes hoteles. Sin embargo, una vez que está anclado, nada moverá al barco de su posición. Un fuerte viento quizás sople sobre el barco, haciéndole moverse hacia delante y hacia detrás, pero nunca dejará su posición siempre y cuando esté anclado. Las cargas en la vida de un Cristiano son como el ancla. Te retienen, pero te permiten moverte hacia delante y hacia detrás, haciéndote pensar que estás progresando, pero en realidad solo estás estancado. Por eso muchas personas se preguntan porque, siendo Cristianos por mucho tiempo, no tienen evidencia de su conocimiento de Cristo. Siempre que hay cargas en tu vida, obstaculizarán tu progreso con el Dios Todopoderoso.

Las cargas no son necesariamente pecados, pero hay cosas que, si las consentimos pueden conducirnos al pecado. Quizás no sean contadas como iniquidades, pero pueden hacerte no progresar. Las cargas son cosas horrorosas que, si se consienten sin moderación, no te dejarán avanzar ni progresar. El Apóstol Pablo dijo:

" Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna." 1 Corintios 6:12

Él dijo esto porque no quería ser subyugado por ninguna carga. El Apóstol Pablo hizo algo en cuanto esto: Se disciplinó a si mismo.

"sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado." 1 Corintios 9:27

Dormir bien es bueno, pero se convierte en una carga cuando dormimos demasiado. Comer es bueno, pero se convierte en una carga cuando nos volvemos glotones. Aunque no es un pecado ver la televisión, ser adicto a tu televisor no te permitirá progresar espiritualmente, porque cuanto más alimentes tu carne, más débil se volverá tu espíritu. Siempre que que quiero ayunar, busco un calendario y miro elijo una fecha. Entonces le digo a mi cuerpo “¿Ves esa fecha? Desde esa fecha ya no volverás a comer, hasta este día” Después de eso, me disciplino a mi mismo a ayunar. Debes de de ser disciplinado para involucrarte en actividades espirituales que te fortalecerán. El crecimiento espiritual no viene por arte de magia. Si quieres experimentar verdadero progreso espiritual, especialmente en el año que viene, debes de dejar a un lado toda carga que puede prevenirte de conseguir tu objetivo, desde ya mismo.

PUNTO CLAVE: Deshazte de aquellas cargas antes de que ellas se deshagan de ti.