Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

¿RECREÁNDOTE?

Memoriza: “No te hagas cortes en el cuerpo por los muertos ni te hagas tatuajes en la piel. Yo soy el Señor.” Levítico 19:28

Lee: Génesis 1:26 – 27

26 Entonces Dios dijo: «Hagamos a los seres humanos[a] a nuestra imagen, para que sean como nosotros. Ellos reinarán sobre los peces del mar, las aves del cielo, los animales domésticos, todos los animales salvajes de la tierra[b] y los animales pequeños que corren por el suelo».

27 Así que Dios creó a los seres humanos[c] a su propia imagen.
    A imagen de Dios los creó;
    hombre y mujer los creó.

BIBLIA EN UN AÑO: Miqueas 4 – 5; Apocalipisis 11:1 – 19

MENSAJE

Dios es el principal escultor de todos los tiempos, creó todo solo pero cuando llegó el momento de hacer al hombre, Él usó el pronombre nosotros que significa que otros miembros de la Cabeza de Dios – Dios el Hijo y Dios Espíritu, estuvieron implicados en la creación del hombre porque es una pieza principal.

Declárate a ti mismo, soy la pieza principal de Dios. Si estás considerando tatuarte cualquier parte de tu cuerpo, mejor frena ese pensamiento ahora. Ya seas hombre o mujer, fuiste formado por lo Mejor. ¿Porqué esforzarse en convertirse en una versión inferior recreándote a ti mismo ? Salmos 139:14 dice;

"¡Gracias por hacerme tan maravillosamente complejo! Tu fino trabajo es maravilloso, lo sé muy bien."

Cuando te aclaras la piel, o te pones tatuajes en tu cuerpo, les estás diciendo a Dios que él no te creó bien. Esto también indica que tienes un complejo de inferioridad. Dios te hizo perfecto, siéntete cómodo con tu piel y con tu cuerpo.

PUNTO DE ORACIÓN: Aclararse la piel o tatuarse no te hace más hermoso.