Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales,  Recursos Bíblicos

VERDADERO PROGRESO

Memoriza: “En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.” Salmos 119:11

Lee. Juan 1: 1 – 4

El Verbo hecho carne

 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

Este era en el principio con Dios.

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

MENSAJE

Dios desea progreso para todos Sus hijos. Como joven Cristiano, no debes de permanecer estático por mucho tiempos. Debes de estar en continuo movimiento. No seas como Jonás, que trató de impedir su propio progreso huyendo de la tarea divina que se le había asignado. Dios le envió a Nínive para decirle al pueblo que se arrepintiera de sus caminos de maldad, pero Jonás pensaba que ellos en realidad debían ser castigados por todo el mal que habían cometido. Jonás se fue en dirección opuesta y Dios bloqueó su progreso.

Cualquier dirección que toma una persona , que es contraria al plan de Dios no dará resultados favorables para la persona al final. Nadie puede progresar realmente si está desobedeciendo a Dios. Por ejemplo, un joven que hace trampas para sacar buenas notas, quizás pueda aprobar el examen o ser admitido en la universidad, pero estará viviendo una vida de mentiras o engañando siempre para obtener buenos resultados.

El progreso no significa necesariamente adquirir cosas materiales, o tener buenas notas académicas o en tu carrera. El progreso es en realidad hacer lo que Dios nos pide cuando nos lo pide. Todo progreso que no tiene su origen en Dios, es una maldición disfrazada.

PUNTO DE REFLEXIÓN: El verdadero progreso viene cuando estás en obediencia a la voluntad de Dios.