Escuela Dominical,  Estudios,  Recursos Bíblicos

LA ESENCIA DE LA ALABANZA

LECCIÓN 1

VERSÍCULO A MEMORIZAR:“Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; Contaré todas tus maravillas.” Salmos 9:1

PASAJE BÍBLICO: Salmos 67:3 – 7

Te alaben los pueblos, oh Dios;
Todos los pueblos te alaben.

Alégrense y gócense las naciones,
Porque juzgarás los pueblos con equidad,
Y pastorearás las naciones en la tierra. Selah

Te alaben los pueblos, oh Dios;
Todos los pueblos te alaben.

La tierra dará su fruto;
Nos bendecirá Dios, el Dios nuestro.

Bendíganos Dios,
Y témanlo todos los términos de la tierra.

INTRODUCCIÓN

En nuestro día a día, lidiando con nosotros mismos, la acción de gracias y la alabanza son consideradas muy importantes, especialmente cuando recibimos ayuda de alguien. Esta muestra de apreciación normalmente actúa como precursor para recibir una ayuda o regalos similares en el futuro. Nosotros como Cristianos debemos de saber que dios es nuestro Padre que nos quiere incluso más que nuestros padres terrenales. La única cosa que podemos hacer para mostrar nuestra apreciación es alabarle, sin importar las circunstancias que se nos presenten. Debemos de cultivar el hábito de alabar a Dios en acción de gracias a Él todos los días de nuestras vidas. El primer principio que un Cristiano debe de aprender, debería de ser ahora, el desarrollar el hábito de alabar a dios )Salmos 105:1 – 3).

¿PORQUÉ DEBEMOS DE ALABAR A DIOS?

Si quieres que nuestras vidas estén llenas de milagros y maravillas, es necesario que sepamos que la fórmula está en la alabanza a Dios. Los atributos de Dios son suficiente razón para que le alabemos. Esa es una de las razón por las que los ángeles alaban a Dios continuamente (Isaías 6:3). La santidad de Dios está directamente relacionada con Su gloria. Él es glorioso en santidad, celoso de sus alabanzas, realizando milagros (Éxodo 15:11). Cuando alabamos a Dios, obtenemos victorias sobre nuestros enemigos (Salmos 18:3). Debemos de alabar a Dios por Su bondad y Sus obras maravillosas (Salmos 107:8). Si alabamos a Dios, Él tomará nota y esto agradará a Su corazón )Salmos 22:3=. Dios es justo y Su justicia demanda que nosotros le alabemos (Salmos 7:17). Dios es un Dios celoso, y su celo demanda que mostremos Su soberanía sobre todas las cosas alabándole a Él (Éxodo 34:14). Él es el Único y demanda que se den alabanzas y adoración solo a Él, porque Él tiene el derecho (Éxodos 20:3 – 4). La alabanza es un sacrificio aceptable delante de Dios (Hebreos 13:15).

ALABANZA ACEPTABLE

Aunque Dios es universal para toda la humanidad, aún así, Él acepta la alabanza de aquellos que se acercan a Dios. Debemos de confesar nuestros pecados y arrepentirnos (1 Juan 1:8 – 10; 2 Corintios 5:17). Es después de esto que tu sacrificio de alabanza puede ser aceptable para Dios

CONCLUSIÓN: Alabar a Dios es la única cosa que podemos hacer por Él. Es un aspecto inevitable de la adoración a Dios.  

PREGUNTAS

  1. Da cinco razones por las que los creyentes deben alabar a Dios
  2. ¿Cómo podemos hacer que nuestras ofrendas de alabanza sean aceptables?

OTRA LECTURA

LUNES: Hechos 3:8 – 9

MARTES: Salmos 148:1 – 14

MIÉRCOLES: Salmos 150:1- 6

JUEVES: Salmos 145:11

VIERNES: Proverbios 27:2

SÁBADO: Isaías 60:18

DOMINGO. Lucas 2:13

TAREA: Da cinco razones por las que a algunas personas les resulta difícil alabar a Dios