Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales

PROVISIÓN A TRAVÉS DE LA ACCIÓN DE GRACIAS

Memoriza:“para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.” 2 Corintios 9:11

Lee: Juan 6:11 – 13

11 Y tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían.

12 Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada.

13 Recogieron, pues, y llenaron doce cestas de pedazos, que de los cinco panes de cebada sobraron a los que habían comido.

BIBLIA EN UN AÑO: Proverbios 13

MENSAJE

Hay muchas canciones llamadas de alabanza que no celebran la belleza de la santidad de Dios y por lo tanto son inaceptables ante el Señor. El sacrificio de la alabanza y la acción de gracias puede producir una prosperidad abundante, de acuerdo con nuestro versículo a memorizar de hoy. Vamos a considerar la prosperidad a través del sacrificio de acción de gracias, como lo vemos en la lectura Bíblica de hoy.

Nosotros como hijos de Dios necesitamos entender que Dios tiene muchas formas en las que él puede hacer cualquier cosa que Él dice que hará. No debemos de perder nuestro tiempo intentando dictarle a Dios cóm\o deben de venir nuestras bendiciones o nuestra prosperidad. Simplemente debemos de orar por lo que queremos con acción de gracias (Filipenses 4:6).

Cuando la batalla en contra de los hijos de Israel empezó en 2 Crónicas 20, el Rey Jeosafat simplemente obedeció la voz del Señor al nombrar cantores para cantar a Dios. ¿quién hubiera pensado que los soldados de las otras naciones atacantes irían a la guerra con tantas joyas precios y ropas tan caras? Dios se había propuesto bendecir a Su pueblo porque sabía desde el principio que ellos le alabarían y bendecirían la belleza de Su santidad, y Él tenía que recompensarles por darle lo que Él merece.

Otra lección que debemos aprender de esta historia es que nuestra alabanza y adoración deben estar inspiradas en el Espíritu Santo. Algunas de nuestras llamadas canciones de alabanza vienen de lo carnal, no del Espíritu.

"Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren." Juan 4:23 - 24

Cuando damos a Dios la alabanza y la adoración de corazón, Él nos recompensa con bendiciones. Sin embargo, si le negamos la alabanza que Él se merece, él también nos negará a nosotros Su prosperidad. En el texto de hoy, nuestro Señor dio gracias por cinco panes y dos peces, la respuesta de Su padre fue fenomenal – cinco mil hombre fueron alimentados. Muchos de nosotros somos desagradecidos. Cómo de bendecidos seríamos si pudiéramos aprender a ofrecer sacrificio de acción de gracias a Dios.

Cultivemos el hábito de darle a Dios la alabanza y la acción de gracias que Él merece y Él nos bendecirá con abundante prosperidad.

LLAMADA A LA ACCIÓN: Decide adorar a Dios en espíritu y en verdad. En Espíritu y en santidad, dando gracias durante todo el día mientras que realizas tus quehaceres diarios.