Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales

LIBRE DE DEUDAS

Memoriza:“El rico se enseñorea de los pobres, Y el que toma prestado es siervo del que presta.” Proverbios 22:7

Lee: Salmos 37:21

El impío toma prestado, y no paga;
Mas el justo tiene misericordia, y da.

MENSAJE

Tomar dinero prestado, a tu edad, es un resultado de la la falta de estar contento con lo que uno tiene, y no saber priorizar. Si recibes una paga de tus padres o guardianes, eres muy afortunado. En mis tiempos, no había nada parecido, comías en casa, te ibas al colegio y volvías antes de volver a comer.

Aunque se que las cosas son diferentes ahora, aún así, no es sabio ponerte bajo el estrés financiero porque quieras tener más cosas por un impuso, cosas que en realidad no necesitas.

Tu paga es tu primera prueba de responsabilidad financiera; para estar libre de deudas, debes de aprender a hacer un presupuesto de lo que tienes para ayudarte a gastar sabiamente cada mes, especialmente si estás ya en el instituto.

Tu presupuesto debe incluir tus necesidades por orden de importancia. Después, sigue tu presupuesto estrictamente y no olvidarte de ahorrar algún dinero.

Cuando nuestros hijos eran más pequeños, les enseñamos como gastar dentro de sus posibilidades, de su paga, y si ellos necesitaban cualquier cosa extra, tenían que trabajar por ello.

Si cultivas este hábito de gastar dentro de tus posibilidades ahora, te convertirás en un adulto sabio y disciplinado.

PUNTO CLAVE: Ten un presupuesto mensual y cíñete a el.