Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales

LA LEY DEL DÍA DE REPOSO

Memoriza:“Acuérdate del día de reposo[a] para santificarlo.” Éxodo 20:8

Lee: Génesis 2:1 – 3

Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos.

Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.

Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

BIBLIA EN UN AÑO: Lucas 15 – 16

MENSAJE

La ley del día de reposo no es un fin en si mismo, sino un medio para un fin, y este es el descanso. El descanso es una bendición divina la cual Dios otorgó a Su creación, particularmente a la humanidad. Incluso la tierra que Él dió al hombre para que la habitara debe de disfrutar de descanso (Levítico 25:2).

"Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo." Génesis 2:2

El descanso no es solo una instrucción de parte de Dios, sino que también es un acto de benevolencia divina. Éxodo 20:8 – 11 dice;

"Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó."

Algunos hijos de Dios no se están beneficiando de la orden del día de reposo porque están obsesionados con los objetivos que se han puesto a ellos mismos. Aunque es bueno marcarse objetivos y tener una visión de nuestro futuro (Proverbios 29:18), debes de tener cuidado de no ser un quebrantador de la ley; no debes de quebrantar la ley del día de reposo; debes de apartar tiempo para descansar cuando sea el momento.

Otra razón por la que Dios querría que observáramos el día de reposo es que debemos encontrar tiempo para disfrutar de los frutos de nuestro trabajo. Dios desea que el hombre disfrute del trabajo de sus manos. Salomón dijo;

" No hay cosa mejor para el hombre sino que coma y beba, y que su alma se alegre en su trabajo. También he visto que esto es de la mano de Dios." Eclesiastés 2:24

Oro porque no trabajes para que otra persona disfrute de la cosecha, en el nombre de Jesús. Esta oración solo puede ser contestada si apartas por lo menos un día a la semana para descansar y tener comunión con Dios.

LLAMADA A LA ACCIÓN: Elige un día este semana para descansar de todo el trabajo (Romanos 14:4 - 6), para una buena salud - complaciendo al Señor