Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales

LA MORADA Y EL TALLER ESPECIALES DE DIOS

Memoriza:“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” 1 Corintios 3:16

Lee: 1 Corintios 3:16 – 17

16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.

BIBLIA EN UN AÑO: Proverbios 7

MENSAJE

Todo hijo de Dios está destinado a ser portador de un tesoro divino – el Espíritu de Dios. Así pues, a pesar de nuestra forma terrenal, todo hijo de Dios tiene habilidades sobrenaturales gracias a la presencia de Dios en nosotros.

Dios puede obrar a través de ti para conseguir grandes cosas. Nunca subestimes el hecho de que Él puede cambiar las vidas de las personas, familias, pueblos, ciudades y países a través de ti. Ahora bien, esto no tiene que ver con la psicología, el intelecto o la sabiduría, esto se trata de Jesús en ti, no importa lo pequeño que te puedas considerar, Dios realmente puede hacer grandes cosas a través de ti (Juan 14:12).

En hechos 27:27 – 44, Pablo tan solo era un prisionero a bordo de un barco que le llevaba a él y otros prisioneros a Roma. Sin embargo, cuando se levantó la tormenta y parecía que la muerte era inminente, todo el mundo en ese barco buscó la ayuda de Pablo. Pablo fue capaz de poner a todos los que estaban en ese barco a salvo, gracias a la presencia de Dios en él.

Tú puedes convertirte en un líder de éxito. Tú puedes ser la persona que da la solución a esa situación que amenaza la vida. Puedes provocar lágrimas de gozo en vez de lágrimas de tristeza a ese hermano, hermana o vecino, si tan solo te das cuenta de que la presencia de Dios en tu vida ya te ha capacitado para toda buena obra (2 Timoteo 3:17).

Debemos sin embargo, de guardar nuestras vasijas limpias si queremos que Dios habite en nosotros (1 Corintios 3:16). Isaías 52:11 dice;

"Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová."

El arca del Señor llevaba tres meses en la casa de Obededom y Dios le bendijo tremendamente durante ese tiempo (2 Samuel 6:10 – 11). La casa de Obededom debió de estar espiritualmente limpia, pues esta trajo bendición para él y su familia. Porque esa misma arca causó una pandemia cuando fue llevado a la tierra que estaba llena de idolatría (1 Samuel 5:1- 7).

Jesucristo ha prometido cenar con cualquiera que le deja entrar en su corazón (Apocalipsis 3:20) y la vida de esa persona se llenará de maravillas.

PUNTO DE ORACIÓN: Padre, haz de mi vida tu morada especial y tu taller. Por favor realiza milagros a través de mi en el poderoso nombre de Jesús.