Estudio Biblico,  Estudios

DIOS ESPIRITU SANTO – PARTE 23

INTRODUCCION

Hemos aprendido que dondequiera que el Espíritu Santo se manifiesta habrá gozo, alabanzas, visitaciones angelicales y visiones. Hemos descubierto la importancia de las visiones para el progreso, y que, donde no hay visiones, la gente perece. Ahora, queremos profundizar y descubrir que dondequiera que el Espíritu Santo se manifiesta hay profecía, los demonios son echados fuera y los milagros especiales ocurren. Gracias a Dios por el Espíritu Santo. Amen.

CUANDO EL ESPIRITU SANTO SE MUEVE, LA PROFECIA FLUYE

Jesús prometió que el Espíritu Santo nos mostrará cosas por venir. Por consecuencia, siempre que el Espíritu Santo se está manifestando, la cortina se aparta para que los hijos de Dios vean en el reino espiritual. Dondequiera que el Espíritu Santo está a cargo, los Cristianos no permanecen a oscuras sobre lo que Dios quiere hacer, por lo tanto, la profecía fluye cuando el Espíritu Santo se manifiesta. Amén.

Juan 16:12-13; Ecle. 2:26; Mateo. 13:11; Juan 16:25; Hechos 11:27-29; I Tesa. 5:19-20; I Cor. 14:4-5; I Cor. 14:39.

CUANDO LA LUZ ENTRA, LA OSCURIDAD DEBE SALIR, CUANDO EL ESPIRITU SANTO ENTRA LOS DEMONIOS SE VAN FUERA

El Espíritu Santo es Luz, los demonios son fuerzas de la oscuridad. Por consecuencia siempre que el Espíritu Santo entra, los demonios tienen que salir, ya que, la oscuridad debe siempre dejar pasar a la luz. Por lo tanto, dondequiera que el Espíritu Santo se mueve, la gente, no solo escucha Su movimiento sino que también ven pruebas físicas de Sus manifestaciones. Una evidencia de Su manifestación es el echar fuera demonios.

Hechos 8:5-8; 16:16-18; Mateo. 8:32; Mateo. 9:33; 15:28; 17:18; Marcos 1:26; Lucas 8:2; Hechos 19:12.

LOS MILAGROS ESPECIALES PERTENECEN A LA GENTE ESPECIAL: GENTE CON EL ESPIRITU SANTO

Los milagros son sucesos especiales en el reino físico provocadas por la intervención Divina. Los milagros especiales son por lo tanto, sucesos súper especiales. Solo ocurren cuando el Espíritu Santo se esta moviendo en medio de personas que están llenas del Espíritu Santo.

Hechos 5:14-16; Hechos. 19:11-12; Heb. 13:8; Juan 14:12; Mark 2:17; Jer. 3:22; Lucas 4:18; Oseas 6:1.