Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales

PALABRA MILAGROSA

Memoriza:“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” Hebreos 4:12

Lee: Juan 1: 1 – 3

El Verbo hecho carne

 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

Este era en el principio con Dios.

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

BIBLIA EN UN AÑO: Salmos 111 – 113

MENSAJE

Hay un poder creativo en la palabra de Dios. Se necesita alguien todopoderoso para ejecutar el proyecto gigante de crear el universo. Esta es lo que hizo la palabra de Dios y lo sigue haciendo, de acuerdo con nuestra lectura Bíblica de hoy.

Esta es la razón por la que no debemos de tomarnos el poder de Dios a la ligera. De hecho, debemos de temblar ante Su palabra porque puede hacernos o deshacernos.

Es una tontería desobedecer a Dios porque Él no nos perdonará si lo hacemos. La calamidad ha caído sobre muchos como resultado de su desobediencia a la palabra de Dios. Jesús dice en Juan 12:48;

"El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero."

Sin embargo, es interesante destacar que el poder en al palabra de Dios es capaz de salvarnos del pecado.Su palabra es la que discierne los pensamientos e intenciones del corazón (Hebreos 4:12). Sin la palabra, el hombre está en tinieblas, pero la palabra de Dios es la luz de la vida. El salmista escribió:

"Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino."

El poder en la palabra hace al insensato sabio de acuerdo con Salmos 19:7;

"La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo."

Otra cosa interesante sobre la palabra de Dios, que desafortunadamente muchas personas ignoran y rechazan, se que nos libra de las calamidades y la opresión demoníaca. En Lucas 7:7, el centurión le dijo a Jesucristo;

" por lo que ni aun me tuve por digno de venir a ti; pero dí la palabra, y mi siervo será sano."

La Biblia sigue diciendo en Lucas 7:10;

"Y al regresar a casa los que habían sido enviados, hallaron sano al siervo que había estado enfermo"

Este incidente corrobora Salmos 107:20;

"Envió su palabra, y los sanó, Y los libró de su ruina."

Amado, debes de creer en la palabra de Dios, actuar en ella y hacerla nuestro estándar. Citar las Escrituras sin vivir conforme a ellas es algo inútil. Recuerda que solo los hacedores de la palabra serán bendecidos por ella (Santiago 1:25).

LLAMADA  A LA ACCIÓN: Decide que estudiarás y vivirás la palabra de Dios desde hoy. Ésta funcionará para ti y te defenderá, en el nombre de Jesús.