Escuela Dominical

AUTOLIMPIEZA

LECCIÓN 43

VERSÍCULO A MEMORIZAR:” Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.” 2 Corintios 7:1

PASAJE BÍBLICO: Hebreos 10:19 – 23

19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo,

20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne,

21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios,

22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.

23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.

INTRODUCCIÓN

El deseo de Dios es que Su pueblo sea limpio por dentro y por fuera (Zacarías 3:4). Él amó a aquellos cuyos corazones y vidas eran perfectos delante de Él, y ha ha provisto adecuadamente para que seas limpios por completo (Hebreos 10:22). En Salmos 51:7, David oró por que Dios le limpiara. Nosotros también tenemos un papel crucial en este asunto.

LA AUTO-LIMPIEZA Y SUS BENEFICIOS

La auto-limpieza es un esfuerzo consciente y decisivo de la persona para limpiarse a si misma de toda impureza (2 Corintios 1:7) para ser íntegro y aceptable ante Dios, con la ayuda del Espíritu Santo. Implica un saneamiento completo de una vida en la cual se han revelado sus impurezas a través del espejo de la palabra de Dios. Es la renovación de nuestra mente (Romanos 12:2). Es apartarse de las obras de maldad (Isaías 1:16), la malicia del corazón y los pensamientos impuros (Jeremías 4:14). Es no dar lugar al pecado en la vida nuestra vida (Romanos 6:12).

La auto-limpieza nos hace vasijas de honra y útiles (2 Timoteo 2:21). Es esencial para aquellos que tienen la esperanza de la vida eterna con Jesús (1 Juan 3:3). Provee la plataforma para aparecer delante de Dios sin mancha para obtener respuestas a nuestras oraciones (Hebreos 10.22, Hebreos 4:6).

¿CÓMO PUEDO LIMPIARME A MI MISMO?

Es totalmente cierto que somos purgados y limpiados a través de la sangre derramada por nuestro Señor Jesucristo (Hebreos 9:14, 22) Sin embargo, la Biblia destaca una cuestión fundamental en Salmos 119:9 “¿Con qué limpiará el joven su camino?…” La Biblia también nos da la respuesta: “…Con guardar tu palabra.”

Después de haber identificada las áreas grises de tu vida, presta atención a eso, y haz los ajustes y cambios necesarios para mostrar que tienes temor de Dios. Deja a un lado esos pecados pesados y que se han establecido en tu vida (Hebreos 12:1). Mantente alejado de cualquier apariencia de maldad (1 Tesalonicenses 5:22). Lávate en el agua de la palabra de Dios (Efesios 5:26, Ezequiel 36:25). Haz morir las obras de la carne en tu vida (Romanos 8:13; Colosenses 3:5) y acércate más y más a dios (Santiago 4:8).

CONCLUSIÓN: Dios está buscando vasijas puras y limpias. Tú puedes estar disponible para que Él te use por medio de la auto- limpieza. 

PREGUNTAS

  1. ¿Es posible auto- limpiarse? Explica como
  2. ¿Cuáles son los beneficios de la auto – limpieza?

TAREA: Averigua qué es lo que se necesita para hacer el oro puro. ¿Cuáles son los resultados del ejercicio?