Devocional Cielos Abiertos,  Devocionales

¿QUIERES QUE TUS ORACIONES SEAN CONTESTADAS?

Memoriza:”He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír Isaías 59:1

Lee: Mateo 6:9 – 13

Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.

12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

BIBLIA EN UN AÑO: Job 7 – 8

MENSAJE

Nuestro Señor Jesucristo nos enseñó cual tiene que ser el contenido de nuestras oraciones en la lectura Bíblica de hoy. Debemos de extraer algunas lecciones eternas de este pasaje. Una, debes de reconocer que Dios es nuestro Padre si queremos recibir respuestas a nuestras oraciones. Jesucristo dijo;

 "Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira." 

En segundo lugar, debemos de aprender que solo aquellos que honran el nombre del Señor pueden tener sus sueños contestados. La Biblia dice;

"...porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco."
1 Samuel 2:30

Finalmente, todo hijo de Dios debe de buscar que se haga la voluntad de Dios en esta generación perversa. Por esta razón, el Apóstol Pablo escribió en Romanos 12:1 – 2;

"Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta."

Los hijos de Dios que quieren tener éxito en la vida deben de asegurarse de que no están influenciados por nada contrario a la palabra de Dios.

Si quieres que tus oraciones sean contestadas, habita en Cristo y deja que Su palabra habite en ti, como se registra en Juan 15:7;

"Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho."

Salmos 66:18 dice;

"Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado."

Habita en Jesús, dale la espalda por completo al pecado, ejercita tu fe (Santiago 1:6) y tus oraciones ciertamente serán contestadas.

PUNTO DE ORACIÓN: Señor, concédeme la gracia para habitar en Ti, vivir en santidad  y ejercitar mi fe, para que todas mis oraciones sean contestadas, en el poderoso nombre de Jesús.