Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales

COCINAR NO TIENE QUE VER CON EL GÉNERO

DEVOCIONAL CIELOS ABIERTOS PARA ADOLESCENTES

Memoriza:“Y guisó Jacob un potaje; y volviendo Esaú del campo, cansado,” Génesis 25:29

Lee: Hechos 6:2 – 6

Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.

Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.

Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.

Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía;

a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

MENSAJE

Cuando mis hijos eran más jóvenes, les asignaba tareas diarias, lavaban los platos, barrían, y hacían desayunos sencillos. A medida que se hicieron mayores, empecé a enseñarles, tanto a los chicos como a las chicas, como cocinar. La enseñanza que recibieron les ayudó a ser útiles en el hogar.

Algunos chicos piensas que las tareas del hogar y también cocinar son cosas de mujeres solamente. Esto no es así, los días en los que los hombres veían la tela mientras que sus mujeres preparaban la comida, hacían las tareas y cuidaban de los niños, son cosa del pasado.

Cuando nuestros hijos eran demasiado jóvenes para ayudar, mi Pastor solía ayudarnos cuidando de ellos. Si tú realmente eres un hio de Dios, trabajarás en las tareas de casa.

En la lectura Bíblica de hoy, a varios hombres se les asignó la tarea de servir comida a la gente de la iglesia. Ellos eran hombres de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y sabiduría. No eran hombres perezosos u orgullosos, sino humildes y espirituales. También en nuestro versículo a memorizar, Jacob cocinó un potaje.

Mi querido hijo, mi querida hija, incluso Dios nos provee pan diariamente (Mateo 6:11), así que ¿por qué no habrías de aprender a cocinar o hacer las tareas domésticas?

LLAMADA A LA ACCIÓN: Aprende a cocinar una receta esta semana.