Devocional Cielos Abiertos para Adolescentes,  Devocionales

¿QUIÉN PUEDE PROFETIZAR?

DEVOCIONAL CIELOS ABIERTOS PARA ADOLESCENTES

Memoriza:“Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.” Apocalipsis 1:3

Lee: 2 Pedro 1:20 – 21

20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,

21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

MENSAJE

Una profecía es una palabra de parte de Dios a tiempo, hablada por un profeta para arreglar una situación de una persona o un grupo de personas. A veces las profecías arrojan luz en cuanto a un problema presente y lo que pasará en el futuro.

Aunque todo el mundo puede escuchar la voz de Dios, él a menudo revela Su mente a Su pueblo a través de Sus portavoces: los profetas. Las personas me preguntan si yo soy un profeta. Bueno, no diría que lo soy pero escucho la voz de Dios de vez en cuando.

porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. 2 Pedro 1:21

Del versículo anterior, queda claro que el Espíritu Santo es el que da las profecías. Las profecías son revelaciones que vienen en forma de advertencias, o palabras de ánimo, dirección o instrucciones para conducir al pueblo de Dios por el camino correcto.

Amado, puedes convertirte en un profeta para tu familia y para las naciones. Todo lo que necesitas es anhelar el don de profecía y pedírselo al Dador. Desarrolla una relación con el Espíritu Santo, hasta el punto en el que empieces a escuchar el latido del corazón de Dios.

PUNTO DE ORACIÓN: Señor por favor, hazme Tu portavoz, en el nombre de Jesús.